INFLUENCIA DE LA MICROBIOTA EN ALERGIAS ALIMENTARIAS

Microbiota, eczema y alergia alimentaria | 13 MAR 17

¿Cómo influye la microbiota en el desarrollo del eczema y la alergia alimentaria?

Fuente: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=90113
El eczema aumenta el riesgo de sensibilización, alergia alimentaria y asma. Se desconoce la asociación con la microbiota cutánea

Autor: Tom Marrs and Carsten Flohr The Pediatric Infectious Disease Journal • Volume 35, Number 11, November 2016http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=90113&uid=609377&fuente=inews

 ¿QUÉ FACTORES PREDISPONEN A LOS LACTANTES PARA DESARROLLAR ECZEMA Y ALERGIAS ALIMENTARIAS?

El eczema (lo que es lo mismo, eccema atópico o dermatitis atópica) afecta al menos a una quinta parte de la población pediátrica en países industrializados, a menudo surge en la primera infancia y aumenta el riesgo de desarrollar posteriormente sensibilización, alergia alimentaria y asma. Los estudios de pedigrí de las familias que llevan mutaciones de pérdida de función filagrina demuestran un patrón de herencia semi dominante para el eczema. 1

Las variantes de pérdida de función de la filagrina alteran la diferenciación de los queratinocitos y reducen la capacidad de retención de agua de la piel, conduciendo a una mala función de barrera cutánea y a la piel seca.2 Sin embargo, no se sabe qué es lo que induce la inflamación cutánea asociada con el eczema, y los cambios en la diversidad de la microbiota cutánea pueden jugar un papel. Staphylococcus Aureus es, por ejemplo, comúnmente encontrado en la piel de los pacientes con eczema, especialmente en aquellos con enfermedad más grave.

Sin embargo, sigue siendo incierto si la disbiosis bacteriana (desequilibrio microbiano asociado con la reducción de la diversidad y prominencia de cepas patógenas) sobre la piel juega un papel causal en el desarrollo de eccema y brotes de enfermedad, o si la expansión observada de S. Aureus y la reducción de la diversidad de bacterias son principalmente un epifenómeno resultante de una barrera cutánea alterada e inflamada.

De los lactantes que desarrollan eczema, una proporción significativa se sensibiliza a los alimentos y continúa desarrollando alergia alimentaria clínica.3 La alergia alimentaria afecta a alrededor del 6% de los niños pequeños en todo el Reino Unido. Desde el nacimiento, el tracto gastrointestinal debe aprender a distinguir entre alérgenos alimentarios y antígenos asociados con patógenos. Los modelos animales libres de gérmenes que se crían sin contacto con microorganismos redujeron drásticamente el tejido linfoide asociado al intestino y desarrollaron una fuerte tendencia hacia el desarrollo de alergias alimentarias.

Las alergias surgen después de que el alérgeno alimentario ha sido testeado por las células dendríticas y presentado al sistema inmune adaptativo, promoviendo el desarrollo de células B que producen IgE específica los cuales realizan enlaces cruzados en la superficie del alérgeno.

El tejido linfoide asociado al intestino evolucionó con el fin de distinguir entre comensales simbióticos residentes en el tracto gastrointestinal y posibles microorganismos patógenos. La compleja interacción entre el sistema inmune adaptativo del huésped, su microbiota comensal y el reconocimiento inmunológico de alergenos alimentarios demuestra cómo los microorganismos residentes de los compartimentos cutáneo y gastrointestinal pueden influir en el huésped y su predisposición inmunológica. La disbiosis, por lo tanto, puede abrogar la tolerancia oral permitiendo que se desarrollen las respuestas alérgicas.

La “hipótesis de la higiene” nació de la observación de que el riesgo de fiebre del heno y el eczema están inversamente asociados con el número de hermanos.4 En ese momento, David Strachan postuló que los niños que vivían en familias más grandes estaban protegidos para desarrollar eccema y alergias por mayor exposición a patógenos. El trabajo basado en cultivo bacteriano convencional ha sugerido que las bacterias comensales y los patógenos pueden influir en el desarrollo de eczema. Por ejemplo, las muestras fecales de niños estonios y suecos con eccema o sensibilización alérgica demostraron una prevalencia significativamente mayor de S. aureus con menor frecuencia de enterococos y colonización de bifidobacterias durante la infancia.5

Recientemente, los estudios que utilizaron métodos moleculares tales como la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real sobre muestras fecales recogidas al mes de edad han demostrado que la colonización con Escherichia Coli se asocia con un mayor riesgo de eczema a los 2 años, y que la colonización por Clostridium difficile en el intestino es más común entre los niños con eccema durante los primeros 6 años de vida (Cohorte de Nacimiento Holandés, Padres y Salud: Estilo de Vida y Constitución Genética (KOALA)​​.6,7

Con el advenimiento de la tecnología de pirosecuencia, que es capaz de identificar alrededor de un 80% más cepas bacterianas que los métodos convencionales basados ​​en el cultivo, se ha demostrado una mayor complejidad y diversidad de la microbiota intestinal y cutánea. En parte a través de esta novedosa tecnología, la hipótesis de la higiene se ha metamorfoseado en la “hipótesis de la biodiversidad”, que propone que la diversidad de la microbiota intestinal y cutánea son de mayor importancia que la identificación de cepas bacterianas individuales. Se considera que la diversidad de microbiota ayuda al desarrollo de una red reguladora de células T, citoquinas y complemento, que protegen contra las enfermedades autoinmunes, las alergias y el eczema.8

Por lo tanto, los autores realizaron una búsqueda sistemática en línea de la literatura en Medline para identificar y evaluar las pruebas actuales sobre el rol de la piel y la microbiota intestinal en el desarrollo y la historia natural de eczema y alergia a los alimentos. Se incluyeron ambos estudios que analizaron el riesgo de eczema futuro y el desarrollo de alergia alimentaria, así como la investigación que estudió la asociación entre la piel y la microbiota intestinal en la enfermedad ya establecida.

► ESTUDIOS PROSPECTIVOS RELATIVOS A LAS CARCACTERISTICAS DE LA MICROBITOA FECAL TEMPRANA Y DESARROLLO DE ECZEMA

La diversidad o riqueza de los constituyentes bacterianos del intestino del lactante se han reportado en 6 cohortes de nacimiento, y cada una apoya la relación inversa con eczema y / o enfermedad alérgica. Dos estudios utilizaron rRNA  ribosomal 16S del gen de pirosecuencia de ADN fecal entre los casos y controles seleccionados de cohortes más grandes. Por ejemplo, Abrahamsson y colaboradores encontraron que 20 niños con eczema y sensibilización alérgica seleccionados a los 18 meses tenían una microbiota fecal menos diversa al mes de edad en comparación con los controles sanos.

En un estudio canadiense, los niños con menor riqueza microbiana intestinal a los 3 meses de edad tenían más probabilidades de desarrollar sensibilización alimentaria en su primer año de vida, en comparación con los controles.10 Los 4 estudios restantes utilizaron técnicas basadas en gel para evaluar la diversidad de la microbiota fecal, y 3 de ellos (el proyecto colaborativo europeo y de estudios australianos y americanos de la Flora de la Alergia) también divulgaron la diversidad reducida entre los casos de eczema.11-13

Bisgaard y colaboradores 14 encontraron una diversidad reducida entre las muestras fecales suministradas por el estudio prospectivo de Copenhague sobre asma en la niñez (Copenhagen Prospective Study on Asthma in Childhood – COPSAC) al mes de edad entre los niños que desarrollaron cualquier sensibilización alérgica hasta los 6 años de edad, aunque no hubo asociaciones con eczema.

Los estudios también investigaron componentes específicos de la microbiota del intestino antes del desarrollo de la enfermedad alérgica. Por ejemplo, la cohorte de nacimiento holandesa KOALA encontró una mayor prevalencia de E. Coli y Clostridium difficile en aquellos que más tarde desarrollaron eczema.7 Los lactantes portadores de Lactobacillus paracasei tuvieron significativamente menos probabilidades de desarrollar eccema a los 2 años. Otros grupos evaluaron la “madurez” de la microbiota intestinal mediante la comparación de los constituyentes. Por ejemplo, una cohorte poblacional de Winnipeg en Canadá (mencionada anteriormente) encontró mayor  Enterobacteriaceae y menor Bacteroidaceae a los 3 meses entre los 12 lactantes que eran sensibles a los alimentos al año de edad en comparación con los controles.10

Los autores racionalizaron que la relación Enterobacteriaceae / Bacteroidaceae puede representar la madurez de la microbiota intestinal, y encontraron que cada aumento de cuartil en la relación Enterobacteriaceae / Bacteroidaceae se asoció con un aumento de 2 veces en el riesgo de sensibilización alimentaria. Abrahamsson y colaboradores 9secuenciaron muestras fecales tomadas en la primera semana, primer mes y 1 año de edad de 20 casos, con eczema y sensibilización (diagnosticados por punción de piel o IgE sérica específica) por 2 años y compararon estos con los controles que estaban participando en un estudio de probióticos en Suecia. Observaron que las muestras tomadas al mes de edad de los casos que más tarde desarrollaron eccema tuvieron una menor diversidad de microbiota fecal y también produjeron mayores proporciones de anaerobios obligatorios, como Bacteroides phylum y otros géneros de Bacteroides.

De forma similar, los casos de eccema y controles seleccionados del grupo placebo de un ensayo probiótico en Singapur mostraron una mayor abundancia de Enterobacteriaceae y Clostridium perfringens por hibridación fluorescente in situ combinada con citometría de flujo en aquellos que desarrollaron eccema en los 2 primeros años de vida. Así, la reducción de la diversidad microbiana intestinal en la primera infancia aparece constantemente asociada con un mayor riesgo de eczema, y el estudio holandés y el singapurense también informan una mayor prevalencia de Clostridium entre los casos con eccema, y los ​​estudios canadienses, suecos y singapurenses destacan la abundancia relativa de Enterobacteriaceae. Sin embargo, el cuadro es menos claro con respecto a los géneros Bacteroides, ya que la cohorte sueca encontró una mayor abundancia de Bacteroides phylum y otros géneros de Bacteroides entre los casos de eczema con sensibilización, mientras que el estudio canadiense parece inferir que el aumento de la abundancia relativa de Bacteroidaceae se asocia con protección posterior de la sensibilización alimentaria.

► ESTUDIOS TRANSVERSALES QUE EVALUAN LAS CARACTERÍSTICAS DE LA MICROBIOTA FECAL ENTRE NIÑOS CON ECZEMA ESTABLECIDO Y ALERGIA A LA LECHE

Mientras que las muestras fecales de niños pequeños han demostrado menor diversidad de microbiota fecal entre los lactantes que más tarde desarrollaron eccema y / o sensibilización alimentaria, estudios transversales entre los participantes con enfermedad establecida denotan una imagen menos consistente. El mayor estudio transversal evaluó a 226 niños estadounidenses con alergia a la leche establecida y comparó la diversidad de su microbiota fecal según si su alergia a la leche se resolvió o no a los 8 años. De los niños que se inscribieron entre los 3 y 6 meses de edad, las muestras fecales de los niños alérgicos a la leche que se inscribieron entre los 3 y los 6 meses de edad demostraron una mayor diversidad y enriquecimiento de Clostridium y Firmicutes phyla si crecieron fuera de su alergia a la leche a los 8 años.

15 El siguiente estudio transversal de mayor envergadura reclutó a 90 niños y adultos con eczema de las clínicas ambulatorias en Corea del Sur, así como 42 controles sanos y no encontró diferencias en la diversidad general de la microbiota intestinal.16 Sin embargo, se detectó una mayor abundancia de Faecalibacterium prausnitzii y reducción de la cadena corta de los ácidos grasos entre los pacientes con eczema menores de 1 año de edad. Por consiguiente, se realizó una secuenciación metagenómica de escopeta en una pequeña sub muestra, lo que sugirió una mayor capacidad de respuesta funcional hacia el estrés oxidativo y el manejo de un componente mayor de la mucina, la N-acetilgalactosamina, en pacientes con eczema16.

Otros tres estudios evaluaron las características de la microbiota intestinal con un estudio reciente de pirógenos de Nápoles informando un aumento en la diversidad fecal entre 19 lactantes de 1 a 12 meses de edad con alergia a la leche de vaca mediada por IgE en comparación con la edad de los controles pareados (índices de Shannon de lactantes alérgicos 2,6 ± 0,4 frente a los controles 1,7 ± 0,8, P <0,001) 17. Otro estudio investigó pacientes que se presentaron en un hospital de Taiwán y encontró menor diversidad bacteriana fecal entre los niños sensibilizados a los alimentos de 6 a 24 meses de edad comparados con los de 22 controles. En la última serie se investigó la alergia a la leche de vaca mediada por IgE y no IgE frente a los lactantes sanos y no se reportaron diferencias en la diversidad bacteriana fecal.

La evidencia actual que relaciona las características de la microbiota fecal con la enfermedad alérgica a menudo confunde eczema, sensibilización y enfermedad alérgica clínica. Ninguno de estos estudios evaluó diferencias en patrones dietéticos o incorporó tales datos en sus análisis.

Los estudios que investigan cómo las características de la microbiota intestinal pueden estar asociadas con el desarrollo del eczema no consideran tampoco la posibilidad de que la microbiota de la piel pueda tener un papel potencial.

► ECZEMA Y LA MICROBIOTA DE LA PIEL

Los microclimas topográficos de la piel humana determinan los nichos ecológicos que ocupan la microbiota. La microbiota de la piel que ocupa áreas húmedas sebáceas son, por ejemplo, diferentes en sus constituyentes y menos diversas que las que habitan superficies extensoras secas. La armonía de estas comunidades puede ser crucial para determinar si el eczema surge, con modelos de ratón sugiriendo que la disbiosis bacteriana puede causar dermatitis eczematosa.18

Por ejemplo, los modelos animales que carecen de Adam17 en los tejidos que expresan Sox-9 demuestran 2 ondas de alteración de la microbiota de la piel antes de que surja el eczema. En primer lugar, proliferan Corynebacterium bovis y Staphylococcus aureus se vuelve más abundante a medida que se desarrollan las lesiones eczematosas. Curiosamente, el tratamiento de estos modelos con antibióticos evitó la mayoría de los eczemas, y ​​también resultó en una mejor función de barrera cutánea (menor pérdida de agua transepidérmica) y menores niveles de IgE total, así como un aumento algo paradójico en la diversidad bacteriana de la piel.

► ESTUDIOS PROSPECTIVOS RELACIONADOS CON LAS CARACTERÍSTICAS CUTANEAS DE LA MICROBIOTA PARA EL DESARROLLO DEL ECZEMA

Los estudios prospectivos de cohorte no han demostrado convincentemente que la aparición temprana de S. aureus en la piel está asociada con la instigación del eccema. La cohorte de COPSAC no encontró relación entre el cultivo de S. aureus de los sitios nasales o perineales ya sea a 1 mes o 1 año y el desarrollo posterior de eccema hasta los 3 años de edad.19 Mientras que otro estudio informó el crecimiento de S. aureus a partir de hisopados nasales a los 6 meses, se asoció con un aumento del riesgo de eccema durante el segundo año de vida, una gran proporción de estos niños ya habían desarrollado eccema en el momento en que fueron hisopados a los 6 meses.

► ESTUDIOS TRANSVERSALES QUE EVALUAN LA CARACTERÍSTICA DE LA MICROBIOTA DE LA PIEL ENTRE NIÑOS CON ECZEMA ESTABLECIDO

Numerosos estudios basados ​​en cultivos apoyan el vínculo clínico entre la carga de S. aureus y la gravedad del eccema. La mayor disrupción de la barrera cutánea, medida por la pérdida de agua transepidérmica, se correlaciona con una mayor colonización por S. aureus.21 Los péptidos estafilocócicos y sus superantígenos también se han implicado en la conducción de la inflamación eccematosa. Por ejemplo, la prueba del parche en adultos con enterotoxina B de estafilococo (SEB) induce una acumulación de células T que expresan receptores de células T SEB reactivas, incluso en aquellos sin eczema22. Recientemente, la secuenciación de la microbiota cutánea de niños con eccema ha demostrado que Staphylococcus epidermidis también puede estar involucrado en la patogénesis del eccema.

Los brotes de eccema no sólo se asociaron con una caída significativa en la diversidad microbiana de la piel, sino también con un aumento paralelo en la abundancia de ambos S. aureus y Staphylococcus epidermidis.

Además, el tratamiento tópico antiinflamatorio y antimicrobiano en la erupción se asoció con una reducción de la abundancia en S. aureus y una restauración de la diversidad, lo que sugiere que el tratamiento del eccema puede prevenir el cambio en la diversidad bacteriana asociada con una erupción de la enfermedad.23 Es interesante que el mismo equipo examinó la microbiota cutánea de pacientes con estados de inmunodeficiencia monogénica que se asocian con rash eczematoso, incluyendo déficit de  STAT3, hiper IgE y síndrome de Wiskott-Aldrich.

Los marcadores de la gravedad del eccema se correlacionaron positivamente con una mayor prevalencia de S. aureus y Corynebacterium y también hubo una mayor diversidad de hongos oportunistas y menos especificidad anatómica en el contexto de la inmunodeficiencia. Sin embargo, ninguno de estos estudios ha podido comparar la microbiota de la piel de los sujetos con las muestras recuperadas antes del inicio del eccema, haciendo imposible examinar la secuencia de eventos entre los cambios en la microbiota de la piel y el inicio del eczema.

► ¿SE PUEDE ENLAZAR TANTO EL INTESTINO Y LA DISBIOSIS DE LA PIEL CON EL DESARROLLO DEL ECZEMA?

Las perturbaciones de la piel y la microbiota gastrointestinal se han asociado con eczema. Los autores se plantean la hipótesis que si la interacción entre estos ambientes puede predisponer al desarrollo o persistencia del eccema. La visión general demuestra que la diversidad de la microbiota intestinal reducida durante la infancia temprana se asocia más consistentemente con el desarrollo posterior de eczema y enfermedad alérgica.

La disbiosis intestinal puede facilitar el proceso de sensibilización atópica

Por el contrario, ensayos microbianos amplios como la pirosecuencia han demostrado disbiosis de la microbiota de la piel sólo entre los pacientes con eczema establecido hasta el momento. Sin embargo, es probable que la interacción entre las propiedades físicas de la barrera cutánea local y su microbiota ocupante pueda aumentar el riesgo de desarrollar eczema y, a su vez, promover mecanismos cutáneos de sensibilización atópica.

La evidencia sugiere que el microbioma intestinal tiene un papel en la promoción de una mayor tolerancia a la dieta y alergenos ambientales, y tal vez disbiosis y alteración de la diversidad de la microbiota intestinal durante la infancia está relacionada con la tolerancia al alérgeno fallido. La disbiosis intestinal puede facilitar el proceso de sensibilización atópica, ya sea impulsada por la sensibilización a través de la piel, las vías respiratorias o en cualquier otra parte. Este “doble golpe” de la microbiota inflamatoria de la piel con una tolerancia alérgica debilitada por disbiosis intestinal puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollar eczema, sensibilización y enfermedad alérgica resultante durante la niñez, tal como se apoya en las pruebas expuestas en esta revisión.

► DESAFÍOS PARA INSPIRAR UN NUEVO DESARROLLO

La literatura actual es escasa y está obstaculizada por la diversidad metodológica y no ha tenido en cuenta importantes factores de confusión, como la dieta infantil, prácticas de higiene y prescripción de antibióticos.

Los estudios descritos aquí suelen ser observacionales y oportunistas. Las cortes de nacimiento a menudo tienden a seleccionar a los niños “más atópicos” como casos a través de la combinación de eccema, sensibilización y alergia clínica probada con la esperanza de encontrar mayores diferencias microbióticas en comparación con grupos sanos. La selección oportunista de participantes basada en la clínica resultará en un mayor sesgo.

Para identificar los cambios microbiológicos asociados con la aparición de eccema, se necesitan cortes de nacimiento bien fenotipadas con seguimiento a largo plazo. En lugar de centrarse en un solo compartimento del cuerpo, será importante estudiar la piel, el intestino y quizás incluso la cavidad oral y el tracto respiratorio juntos para permitir una comprensión más holística de cómo el microbioma del cuerpo interactúa con el sistema inmunológico y cómo influye en el Desarrollo e historia natural de eccema y alergia alimentaria.

► Comentario

El eczema o dermatitis atópica afecta a un número considerable de pacientes pediátricos, suele surgir en la infancia temprana y aumenta el riesgo de desarrollar más tarde sensibilización, alergia alimentaria y asma. Se ha demostrado un patrón de herencia semi dominante para el eczema. Los cambios en la diversidad de la microbiota cutánea pueden jugar un papel relevante. Staphylococcus Aureus es frecuentemente encontrado en la piel de los pacientes con eczema, pero sigue siendo incierto si la disbiosis bacteriana sobre la piel juega un papel causal en el desarrollo del eccema y los brotes de la enfermedad.

La diversidad de la microbiota intestinal reducida durante la primera infancia se asocia claramente con el desarrollo posterior de eczema y enfermedad alérgica. La evidencia sugiere que el microbioma intestinal tiene un papel en la promoción de una mayor tolerancia a la dieta y alergenos ambientales, y tal vez la disbiosis y la alteración de la diversidad de la microbiota intestinal durante la infancia están relacionadas con la tolerancia al alérgeno fallido. Serán necesarios estudios poblacionales exhaustivos que disminuyan el sesgo y permitan una aproximación más clara sobre las hipótesis planteadas.

 

Anuncios

VEGETARIANISMO: Méritos, Referencias y Peligros

Vegetarianismo: 10 méritos, 2 referencias y 3 peligros

-Una versión de Biosalud por Atom –7/Jul/20090.averduras.legumes

Hay muchas ideas, escuelas, ciencias, prácticas de restaurantes, culturas tradicionales y por supuesto debates en torno al tema “Vegetarianismo”: La alimentación perfecta o la defectuosa, la alimentación para el ser humano o sólo para los animales herbívoros.
A pesar de que se promueve el vegetarianismo frente a la crisis mundial en la salud, aún no está claro por qué es bueno el vegetarianismo. Aquí en este artículo se hace referencia a una versión científica y filosófica respecto a la BIOSALUD, de parte de Atom, basada en la historia de la evolución humana de 3.500 millones de años. El enfoque es la “Comida Sana”. Comida sana no quiere decir comida aburrida, ni comer con orden ni con “ciencia”, mucho menos con una serie de “prohibiciones”, sino con una mayor conciencia de AMOR por la Naturaleza. Aprendiendo bien, comamos bien según nuestra intuición!

Itadaki- mas !(Recibimos tu vida !) = Una oración japonesa al comer.

1. El ser humano y el vegetarianismo

El ser humano, en principio, es el animal vegetariano más evolucionado. Esto forma parte de la Naturaleza humana en la alimentación. Cualquier ser vivo, cuando está acorde con su naturaleza, vive más sano y feliz. Ello se confirma con lo siguiente:

*El ser humano pertenece a la especie de mamífero. Mamút, elefante, jirafa, hipopótamo, caballo, vaca son grandes y tienen larga vida. El comer vegetales es un fundamento firme de crecer grande, sana e inteligentemente.

*La especie humana se encuentra más cercana a la especie de monos en la evolución, en especial, a la familia del Orangután y Gorila, los cuales son 100% vegetarianos.

*Los animales vegetarianos, como el ser humano, tenemos intestinos muy largos, casi 4 o 5 veces más largo que la estatura. Porque es necesario esa longitud para la digestión, absorción y eliminación al comer vegetales. En cambio, los animales carnívoros tienen intestinos mucho menos largos, 1 o 2 veces, porque no es necesario al tomar sus nutrientes, comiendo directamente carne (proteína) y sangre.

*El intestino delgado del ser humano es el principal órgano en la producción de sangre (Glóbulos Rojos) y del sistema inmune (más del 60 % de Linfocitos se produce aquí). Así que la longitud del intestino tiene suma importancia para la salud y la defensa.

*La estructura de dientes en el ser humano: Tenemos 32 dientes, entre ellos sólo se encuentran 4 colmillos, los cuales están destinados para comer carne. O sea 1/8 parte de nuestros dientes ha evolucionado para ser carnívoro. No somos vegetarianos perfectos. Esto quiere decir, tal vez, que no habrá tanto problema al comer carne, si no se abusa, en un fin de semana u ocasionalmente. Porque esto ya es una parte de la nuestra cultura.

2. El Agua y el vegetarianismo.
Nuestro cuerpo está constituido en un 60- 70 %, por agua (en el caso de los bebés más de 80 %). La falta de agua impide la producción y la circulación de la sangre, hormonas, líquidos corporales y la energía del cuerpo, así como todo tipo de metabolismo.

Al comer vegetales (verduras y frutas, etc.) naturalmente se suministra suficiente agua. La carencia de agua, llamada deshidratación, es el origen del envejecimiento y de miles de enfermedades. Los vegetarianos tienen una gran ventaja.

3. La Temperatura y el vegetarianismo.

Los pollos tienen 41ºC de temperatura del cuerpo. Las vacas y cerdos 39.5ºC. Los gatos 39ºC., los perros 38ºC., el hombre 37- 36ºC., los armadillos 32ºC., los pescados y mariscos 20ºC o menos. Los vegetales, menos que la de animales.
Cada animal tiene el sistema de metabolismo apropiado a su temperatura. Si no, el metabolismo no funciona eficazmente. Por ejemplo: Grasas, las grasas de pollos, cerdos y vacas no se diluyen ni son absorbidas fácilmente por nuestro cuerpo a debido a la temperatura humana. Cuando baja la temperatura, del pollo a la humana (casi 4- 5 grados), la grasa de pollo se consolida un poco, pero este “un poco” es muy peligroso para nuestra circulación sanguínea. El sancochado de carne se convierte en pura gelatina en el refrigerador. La gelatina no puede circular en los tubos sanguíneos.

4. La nutrición y el vegetarianismo.

El vegetarianismo basado en la naturaleza humana suministra toda la nutrición necesaria para nuestro cuerpo. Por ejemplo: Proteína. El origen de las proteínas son los aminoácidos, que constituyen nuestro cuerpo y el ADN (entidad de genes), los cuales son elementos fundamentales para todo ser vivo. La proteína es la unión encadenada de aminoácidos, constituidos por Nitrógeno (N), Carbono (C), Hidrógeno (H) y Oxígeno (O). Los últimos dos elementos (H y O) abundan en el aire y agua sobre la tierra. El Carbono (C) es el Rey de los elementos orgánicos, y después del Hidrógeno y del Oxigeno, ocupa el tercer lugar en el cuerpo humano.

La proteína nace del nitrógeno (N), el cual ocupa el 78 % del aire. Este nitrógeno se convierte en amoniaco por una bacteria Azotobacter, luego el amoniaco se convierte en Ion- Acido Nítrico y es aprovechado por los vegetales, y se convierte en proteína vegetal en ellos.
Soya, arroz, maíz, frijoles, hongos, todos los granos básicos y cereales, inclusive muchas verduras, tienen muchas proteínas. A fin de servir para nuestro alimento, esta proteína es mucho más adecuada y superior para nuestra naturaleza humana, que la de los animales. Las otras fuentes de producción de proteínas son nuestro intestino e hígado. Los alimentos que comemos ya tienen muchos aminoácidos, con los cuales dentro de los intestinos trabajan los microbios y enzimas para digerir y absorber esos elementos y luego el hígado compone las proteínas.

Hay 20 tipos de aminoácidos, base de las proteínas. La medicina y la ciencia nutricional dicen que de estos 20 tipos, hay 11 como Triptófano, Fenilalanina, etc. (aminoácidos esenciales), que no se pueden producir en nuestro cuerpo humano, por tanto hay que tomarlos de afuera, de proteínas de origen animal. Pero esta ciencia no tiene fundamento, ya que en el mundo se encuentran millones de personas sin comer ninguna especie de carne ni leche y son muy sanas, vigorosas e inteligentes. Las vacas viven y crecen sólo con pasto. ¿Cómo creció su cuerpo tan hermoso?

Otros componentes importantes para nuestro cuerpo humano son glucosa, grasa, vitaminas, minerales y oligoelementos (súper-mini elementos, hay 29 especies). El origen de la glucosa es el hidrato de carbono que abunda en la naturaleza. La grasa, material importante compuesto de colesterol y hormonas, se produce por la glucosa y la proteína. La grasa de origen vegetal, como ajonjolí, maní, almendra, nueces, coco, etc., con su temperatura también, es suave y mucho mas sana para nuestro cuerpo humano. Las vitaminas, minerales y oligoelementos tienen su origen en la tierra (verduras y frutas) y en el mar (algas marinas), y se transforman dentro del cuerpo.

Las vitaminas son una especie de hormonas, trasmisoras de las informaciones de la vida. Los minerales y oligoelementos son los principales elementos nutricionales para las vitaminas y además motores vitales de todo el metabolismo. Las pastillas de vitaminas y minerales, parte del negocio de las industrias farmacéuticas, son cadáveres de la naturaleza. Ya no se engañen con ellas! Toda clase de nutrición debe que ingresar a nuestro cuerpo por medio de los alimentos, no por pastillas!

5. El Sistema Inmunológico y el vegetarianismo.

A través del vegetarianismo se logra un equilibrio del sistema nervioso autónomo (el simpático y el parasimpático) – el fundamento de las actividades de la Vida. El sistema nervioso simpático representa la energía de toda la acción física y emocional, cuyo exceso se llama “stress”, causante de “radicales libres” y procede de la destrucción de los órganos, además destruye, por medio de la hormona adrenalina, el sistema Inmunológico. El sistema nervioso parasimpático representa la energía del descanso y domina los órganos interiores y la circulación sanguínea y hormonal. La modernización de la vida, vida muy agitada y sedentaria, con mucho stress y muchas medicinas, ha causado la disfunción o destrucción de este sistema nervioso parasimpático y hasta del sistema inmunológico.

El sistema nervioso autónomo (el simpático y el parasimpático) también se llama el “Biorritmo”, el cual controla y domina el estado de ánimo y depresión, la temperatura, circulación sanguínea y hormonal, presión arterial, latidos del corazón, la menstruación de mujer, la erección del hombre, hasta el crecimiento y la vejez durante toda la vida.

En la medicina oriental, el simpático corresponde al Yang, y el parasimpático al Yin. Su estado equilibrado se llama “Taichi”.
En el caso de la alimentación, el sodio (Na), cobre (Cu) representan al simpático (excitación), y el potasio (K), magnesio (Mg), calcio (Ca), zinc (Zn) etc., representan al parasimpático (relajación). Estos minerales, uniéndose con el cloro (Cl), se diluyen en el agua y son aprovechados por nuestro cuerpo. Las comidas rápidas, carnívoras y productos transgénicos destruyen este equilibrio del sistema nervioso autónomo: el Biorritmo de la Naturaleza.

Por ejemplo, cuando se consume mucha carne y pollo, y pocos vegetales, el cobre (Cu) sube y el zinc (Zn) baja. En este caso, el carácter del consumidor se convierte en más agresivo y súper-sexual, una causa de la violencia en la sociedad. La proporción del Cu vs Zn es 1 vs 25 en el estado normal. El carnívoro cambia este estado por completo. El zinc (Zn) se llama “mineral sexual” que normaliza la menstruación, produce espermatozoides y promueve el crecimiento armónico del cuerpo y la mente.

Es importante saber que cuando se halla en exceso el simpático, baja la fuerza del sistema inmune. Cuando sube la energía del parasimpático (descanso y relajación) la inmunidad se fortalece. Esta es la teoría fundamental del Dr. Toru Abo, inmunólogo internacionalmente muy reconocido. Según su investigación, el menor consumo de proteína (aproximadamente 10 %) representa la mejor fuerza inmunológica, es justamente el vegetarianismo. El hombre súper-musculoso, comiendo mucha carne, pescado y pollo, no siempre significa que tiene un sistema inmune alto. Los luchadores de SUMO (deporte nacional de Japón) no alcanzan a vivir los 60 años de edad, mientras que el pueblo vive hasta 85.

6. La importancia de las fibras vegetales.

Las fibras vegetales se llaman Glucosa Múltiple Indigerible. Son indigeribles. Por tanto, cuando se consumen fibras vegetales, los intestinos intentan digerirlas con todo su esfuerzo a través de su movimiento. Este movimiento se llama Movimiento Peristáltico. Así comienzan a reactivarse los intestinos y como resultado se produce una buena defecación.
El stress, sufrimiento, depresión o el sistema nervioso simpático paralizan, con su hormona adrenalina, este movimiento peristáltico y causan estreñimiento, el cual es origen de toda la clase de enfermedades, inclusive cáncer. Una gran mayoría de personas civilizadas sufre de estreñimiento. El estreñimiento es del simpático (retener) y la diarrea es del parasimpático (soltar).

Hay un interesante estudio. Los americanos obran un promedio de 150- 200g de heces al dia. Los japoneses, que gozan de más longevidad que otros pueblos, defecan 200- 250g de heces, más que los americanos. EEUU y Japón ocupan el primer y el segundo lugar de la economía mundial (ahora China ocupa el 2do). Sin embargo, los aborígenes de Nueva Zelanda obran 750- 1.000g por día!! Que fantástico! Que maravilla!
Los alimentos principales de estos amigos aborígenes son plátanos, yuca y frutas de montaña. Dos veces al año comen carne de cerdo en su fiesta tradicional “a fin de sufrir” vómitos, náuseas y dolor, como una forma de catarsis (descarga).

El movimiento peristáltico es muy importante. Las fibras vegetales, que promueven el peristaltismo y la evacuación, luego se convierten en los alimentos principales para los microbios intestinales, llamados Micro Flora. Dentro de los intestinos viven mas de 100 especies de 100 billones de Micro Flora, las cuales trabajan para nuestra digestión, la producción de heces, células madres de sangre, bilis, muchas clases de enzimas, Vitamina K y complejo B, además fortalecen el sistema inmune ( recuerda? más del 60 % de linfocitos se produce en el intestino delgado). La importancia de las fibras vegetales no es sólo para producir heces sino también constituir el alimento fundamental para la Micro Flora.

Si no consumimos fibras vegetales, se nos empeora el balance del ambiente intestinal, que se ve dominado por los microbios patógenos y parásitos, causantes de la putrefacción interna. Sufrimos, no sólo de estreñimiento y gases, sino también de bajas defensas inmunológicas. Los antibióticos matan todo, desde los microbios patógenos y micro flora hasta el equilibrio ambiental del intestino y del sistema inmune. Mucho cuidado!!

7. El Calcio (Ca) y el vegetarianismo.

Hoy en día es muy “popular” el hecho de sufrir de osteoporosis (aflojamiento de la estructura ósea). Cuando pasan de 40 años de edad, más del 60 % de las mujeres, son candidatas a esta enfermedad. Así dicen. En realidad, una gran mayoría de personas sufre de artritis, artrosis, espondilosis, hernia discal, osteoporosis, cáncer de huesos etc., con mucho dolor. Cuando se caen en la casa, enseguida sufren fracturas, hasta de la cabeza del fémur y de la columna. Esto tiene que ver mucho con la vida sedentaria (falta de ejercicio), también con la mala alimentación, el exceso de carne, pollo, leche y sus derivados, y el comer pocos vegetales. Los niños ya no comen verduras, sólo pollo y papa frita, nada más.
La vida está enferma. Las autoridades médicas y nutricionales, en voz alta, recomiendan consumir más leche. Para que tomen más calcio. El calcio es un mineral sumamente importante para la producción de la sangre, dientes, huesos, cabellos y para el crecimiento y el metabolismo en general.

Es una tontería la propaganda médica, ya que en esta época estamos tomando un 250- 300 % más de Calcio que en las décadas 1950- 60. El exceso y la mala calidad del calcio de origen animal están provocando esta situación trágica.
Antes, con poco consumo de leche y queso, no existía osteoporosis. Sabes, de donde viene el calcio (para el consumo humano)? Del potasio (K), en especial del potasio (K40).
Correcto! El número de átomos de Potasio es 39 (K39), pero hay otro Potasio de 40. Potasio K40 es una especie de Potasio que contiene una pequeña fuerza de radiación. Cuando se produce nuestra energía de vida llamada ATP (adenosin -trifosfato) en las mitocondrias (fabricantes de ATP) de cada célula, se requieren tres cosas, oxígeno, temperatura y glucosa. El oxígeno y la temperatura vienen de los ejercicios y la respiración. Dicho sea de paso, a la célula cancerosa no le gusta el oxígeno ni la temperatura. A fin de producir la energía de ATP, primero hay que descomponer (dividir) el electrón y protón de las células de glucosa de los alimentos. Potasio K40 se encarga de esta división con la fuerza de radiación. Si no, no se produce ATP, la energía de la vida. Una vez que se cumple esta tarea, el K40 se convierte en el Calcio (Ca). Esto se llama la “transformación de Atomo”.

El origen del Calcio humano es Potasio K40 que abunda en los granos básicos, verduras, frutas, hongos y algas marinas. Cuando no comíamos carne, ni pollo, ni leche en épocas de pobreza, tomábamos suficiente calcio de los vegetales, por eso tampoco sufríamos de osteoartritis ni osteoporosis. El consumo excesivo de leche de vaca promueve el desarrollo de cáncer (en especial de seno ) e infarto. La leche de vaca, es para terneros.

8. La masticación y el vegetarianismo.

Para comer granos y verduras, se requiere mucha masticación. La masticación es muy importante, no sólo para la buena digestión sino una clave para rejuvenecer debido a una hormona de la saliva que se llama ptialina, que reactiva el cerebro, aumenta la energía del sistema nervioso parasimpático (relajación) y el sistema Inmunológico. La persona que sólo come carne, pollo o comida rápida, y tiene la vida muy ocupada casi no mastica, simplemente la traga. Este hábito trae efectos muy negativos para la salud, ya antes mencionadas.

9. ¿Quien tiene el derecho de matar más de 250 millones de animales cada día?

El 80 % de la producción de granos básicos en el mundo se destina a alimentos para animales y es negocio de empresas multinacionales. Para expandir su negocio, ellos destruyen, sin piedad, bosques silvestres, páramos, lagunas, ríos… para ampliar la ganadería. Si hay una o dos hectáreas, hasta 100 personas pueden vivir del cultivo de granos, pero con ellas apenas se crían una o dos vacas. En la Tierra hay suficiente espacio para resolver el problema del hambre en el mundo. Pero lamentablemente la voracidad del hombre domina. Todo por negocio.

Cada día se matan 250 millones de animales para nuestros estómagos. Los animales, igual que nosotros, sufren mucho de angustia, miedo y dolor al momento del traslado y de la matanza. ¿Quien tiene el derecho de matar y provocar tantos dolores y angustias a los amigos animales? El matar animales es un crimen, igual que el homicidio. En el mundo hay muchos, muchos dolores y sufrimientos. No quiero ver más dolores y sufrimientos. Por esa razón yo prefiero seguir siendo vegetariano.

10. El vegetarianismo cultiva el cuerpo, el corazón y un ser humano con mucho AMOR: un ser vivo amigo del Universo.

A través del vegetarianismo, uno recibe toda la energía del Universo y participa y se incorpora, como un miembro de la comunidad de la Naturaleza, en el Movimiento de la Vida del Universo. El ser humano es una parte de la Naturaleza.

Recuerdas? La salud es unión de la vida con la Naturaleza. El origen de la crisis que el ser humano enfrenta actualmente en la salud, en la vida y en el medio ambiente, se da cuando comenzó a vivir fuera de Naturaleza, como si vivieran los peces fuera de agua. Eso ocurrió no hace mucho tiempo, hace un poco más de 60 años, después de la II Guerra Mundial (1931- 1945). Después de la guerra, sobraron millones de toneladas de armas químicas, eso se convirtió en agroquímicos. Los miles de tanques de guerra se convirtieron en tractores agrícolas.

Todas las empresas multinacionales agroquímicas y farmacéuticas actuales se dedicaban en esa época de guerra al negocio de la muerte. Y siguen su negocio, destruyendo la Madre Tierra y las vidas de los seres vivientes del planeta. No hay que olvidarse de este punto en la historia oscura de la humanidad.
Por esa razón vale tanto mencionar la importancia de la Agricultura Orgánica Natural como parte de la recuperación de las Vidas del Universo. Ya que una de las causas más importantes del deterioro de la salud humana y de la tierra se origina en la “Agroquímica”. Mucho químico y mucho veneno contra la vida. La vida nace de la vida, crece en la vida y regresa a la vida de la tierra al morir. El vegetarianismo cultiva el cuerpo, el corazón y un ser humano, amigo del Universo.

Referencia I:

Dos flores grandes en el vegetarianismo: Macrobiótica y Gerson Center

Aquí presentamos “Dos Flores” del vegetarianismo, muy influyentes en la gente, pese a que en el mundo hay muchas corrientes de vegetarianismo como cultura tradicional de los pueblos. Especialmente es muy interesante conocer las comidas tradicionales de la India y los países árabes. Sin embargo, por mi ignorancia no las puedo mencionar.

La Macrobiótica tiene su origen en Japón. Su fundador es el Maestro Yukikazu Sakurazawa (conocido como Jorge Ozawa). La Macrobiótica se conoce como una Alimentación de Longevidad o del Universo. Gerson Center fue fundado por el Dr. Max Gerson en Tijuana, México.
Ambas, basados en la Agricultura Orgánica, son famosas en el mundo como Terapias Alimenticias. Aquí no mencionaré el detalle. Sólo presento su método o filosofía. Si está interesado, lea algunos libros sobre ellas.

La Macrobiótica Gerson Center

1. Hombre y Tierra inseparables 1. Comidas sin Sal

2. Comer todo, de raíz a hoja 2. Sin grasa y sin proteína de animales

3. Respetar el ciclo y estación 3. Una gran cantidad de Jugos de verduras

4. Importancia de masticar (p. ej. 100Kg de zanahoria 60Kg de manzana

5. Balance de Yin y Yang  por mes por persona.     Alimentos 4. Granos y cereales, patatas, frijoles, verduras.

6. Pocas frutas y suficiente Sal marina con frutas, algas marinas, frutas desecadas y frutos secos.

5. Prohibición de licor y tabaco

Respecto a estos dos métodos, podríamos decir que: El resultado terapéutico de la Macrobiótica y Gerson Center, parece igual. A pesar de que en el caso de la Macrobiótica, casi sin frutas, casi sin comida cruda ( en Macrobiótica no hay ensalada ), mucha sal marina, muchos cereales y granos y en el caso de Gerson Center, con muchas frutas, comidas crudas, cero sal y pocos cereales y granos.

Las coincidencias son: Agricultura Orgánica y Vegetarianismo.

Referencia 2: Qué dicen los Maestros sobre los carnívoros?

Mahatma Gandhi

No comer carne constituye sin la menor duda, una gran ayuda para la evolución y la paz de nuestro espíritu. Siento que el progreso espiritual nos demanda que dejemos de matar y comer a nuestros hermanos, criaturas de Dios.

Pitágoras

Mientras los hombres continúen masacrando y devorando a sus hermanos, los animales, reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros. Una dieta vegetariana nos proporciona energía pacífica y amorosa y no sólo al cuerpo sino a nuestro espíritu.

Leonardo Da Vinci

Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen u homicidio.

George Bernard Shaw

Los animales son mis amigos. Yo no me como a mis amigos. Somos las tumbas vivientes de animales asesinados. Cómo podemos esperar que este mundo alcance la Paz?

Albert Einstein

Yo soy un ferviente seguidor del Vegetarianismo por principio. Más que nada por razones morales y éticas. Yo creo firmemente que un orden de vida vegetariana, simplemente por los efectos físicos, influirá sobre el temperamento del hombre de una manera tal, que mejorará en mucho el destino de la humanidad.

Leon Tolstoi

Si un hombre aspira sinceramente a vivir una vida más amorosa y espiritual, su primera decisión debería ser la de abstenerse de matar y comer animales.

San Francisco de Asís

¿Cómo podéis asesinar y devorar despiadadamente esas adorables criaturas que mansa y amorosamente os ofrecen su ayuda, amistad y compañía?

Buda

Amad a todo ser viviente y pacificad vuestros espíritus, dejad de matar animales: he ahí la verdadera prueba de religiosidad, pues el verdadero sabio y hombre de Dios no sólo no matará ni comerá a ninguna criatura, sino que amará, conservará y potenciará la vida en todas sus manifestaciones.

Jesús

En verdad os digo, aquellos que participan y contemplan las ganancias que se obtienen lastimando a una de las inocentes criaturas de Dios, no pueden ser justos; más aún tampoco les es permitido tocar las cosas sagradas, o incluso acercarse a la mesa del Señor, ni pueden enseñar los misterios del Reino. Pero os digo que aquellos cuyas manos manchadas con sangre o cuyas bocas están contaminadas con la carne de criaturas inocentes, no son dignos de la vida en este mundo ni en el mundo venidero. (….)

“No matarás”, pues Dios da  toda la vida y lo que Dios ha dado no debe el hombre arrebatarlo. Pues en verdad os digo que de una misma Madre procede cuanto vive sobre la Tierra. Por tanto quien mata, mata a su hermano. (….) y la carne de los animales muertos, en su cuerpo se convertirá en su propia tumba. Pues en verdad os digo que quien mata se mata a si mismo y quien come de la carne de los animales muertos come el cuerpo de la muerte. (…)

No matéis, ni comáis la carne de vuestra inocente presa, No sea que os convirtáis en esclavos de Satán.

Pues es el camino de los sufrimientos y conduce a la muerte. Obedeced, por tanto, las palabras de Dios: “Mirad, os he dado toda hierba que lleva semilla, sobre la faz de toda la tierra, y el árbol, en el que se halla el fruto de una semilla que dará el árbol. Esto será vuestro alimento”. El Evangelio Esenio de la Paz.

Charles Darwin

El amor hacia todas las criaturas vivas es el atributo más noble del hombre.

Tres Peligros del Vegetarianismo:

Aquí menciono tres peligros del vegetarianismo:

– Peligro de los Alimentos Blancos (Refinados)

– Peligro de los Productos Transgénicos y

– Peligro de utilizar las Microondas.

Aunque estos peligros son no sólo para el vegetarianismo sino también para toda clase de culinaria.

Los explico con la mayor brevedad posible, dado que para cada tema respectivamente se requieren varias páginas y se complica la vida (de autor).

El peligro de los Alimentos Blancos (Procesados y Refinados):

Los alimentos blancos procesados, como la harina blanca de trigo o el arroz blanco etc. son potencialmente peligrosos. A través del procesamiento, se les quita todo poder nutritivo importante para nuestro cuerpo, como las proteínas, fibras vegetales, vitaminas, minerales y oligoelementos. Solo queda almidón. A pesar de que es cómodo para cocinar e industrializar, se pierde todo el valor precioso de la vida que te ofrecen los vegetales. También no hay que olvidarse de que en el negocio de la importación y la exportación siempre se utilizan muchos insecticidas peligrosos y radiaciones.

Bueno, comenzamos con la harina blanca de trigo. Ella se utiliza para producir pan, pasta, pizza, torta, galleta, dulces de todo tipo, uno de los principales alimentos de la vida moderna. El trigo silvestre e integral goza de toda el poder nutritivo maravilloso: hasta el 10 % de proteínas, de gliadina y glutenina, muchas fibras, vitaminas y minerales. En el caso del arroz integral, además contiene 19 veces más energía potencial (Calorías) que el arroz blanco. Nos alimenta más que suficiente, con poca cantidad.

Los alimentos blancos son causantes de “Comer Mucho” con sus defectos nutricionales y resulta la obesidad. Más adelante te espera la vida sedentaria, el desbalance del sistema nervioso autónomo (simpático y parasimpático) y ”stress”, depresión, diabetes, cáncer y ya sabes… la próxima ruta. ¿Por dónde vas a caminar? (o tal vez no caminas). Pero, a veces cuando comemos el Sushi, mejor comer con el arroz blanco!

Los alimentos blancos refinados, como el azúcar blanco y la sal blanca de mesa, son refinados por la industria. Para el procesamiento de la refinación del azúcar y sal, se utilizan dos métodos principales: el método físico centrífugo y el otro químico con Resina Permutadora de Iones. Primero la máquina centrífuga, con la mayor velocidad, quita las impurezas y residuos del jugo de los vegetales ya exprimidos de caña de azúcar, remolacha, remolacha de azúcar, etc. o de la sal marina, desbaratando las moléculas de cada uno, con un proceso de purificación industrial de azúcar y sal.

En el siguiente proceso se utiliza la máquina de Resina Permutadora de Iones. Su objetivo es quitar el color natural de las materias (para blanquear) y las purifica más como un “puro cristal químico” del azúcar (Sacarosa) y la sal (NaCl). En este proceso se utilizan muchos venenos químicos, los cuales las mismas autoridades sanitarias reconocen como venenos, como Stirol, Di-vini-benzol, Denso-Acido-Sulfúrico, Acido Metacrilico, Clorometil, entre otros. Fuertes Venenos. Es muy posible que se infiltren venenos en los productos. En el caso de la Sal, se utilizan venenos semejantes.

Los problemas radican en lo siguiente: A través de la máquina centrífuga, se desbaratan o se destruyen las moléculas de cada materia prima. Las moléculas y células desbaratadas no sólo no tienen vitaminas y minerales sino que quedan como un puro producto industrial, ya no son naturales, por tanto es muy difícil que sean aprovechadas por nuestro cuerpo.
Por ejemplo, la Vitamina C, famoso antioxidante. Para que se aproveche y se absorba por nuestro cuerpo, ella necesita un apoyo nutricional. Son minerales, originados en la tierra como hierro, fósforo, potasio, sodio, cobre, etc.
Sin acompañarse de los minerales, la Vitamina C no funciona. Es importante consumir limones y frutas, no las pastillas de la industria. Esta pastilla no sólo no sirve para evitar la gripe o el cáncer, sino que también hace mucho daño para la salud por sus residuos peligrosos.
No se engañe! Además la pastilla de Vitamina C (un cristal de Vitamina C) se produce a partir de papas “transgénicas” en la industria. Un doble trágico cadáver de la naturaleza!

Toda unión de átomos, moléculas, células, órganos y conjuntos apoyados por otros elementos constituye un cuerpo hermoso de la Naturaleza. La Resina Permutadora de Iones empuja hasta el máximo este proceso de purificación química y cristalización molecular del azúcar y la sal, por supuesto con mucho veneno.
Resulta que Sacarosa y Cloruro sódico, son meramente “productos químicos” de la industria. Ya sabes, el consumo de estos productos y su destino, uuuhhhaaa….al camposanto! Mucho cuidado con el azúcar blanco y la sal refinada! Debemos utilizar la cantidad mínima de miel de abeja o panela orgánica y suficiente sal marina para nuestra comida.

El peligro de los productos transgénicos:

La tecnología transgénica, la manipulación genética de las semillas, se ha desarrollado desde las décadas de 1960. Es una tecnología macabra y diabólica ya que con ella se ha amenazado enorme e inimaginablemente la seguridad de nuestro alimento, la salud y el medio ambiente en el mundo.

Por ejemplo, una especie de semilla de maíz que es vulnerable al exceso de lluvia, con lo cual se enfrenta a una situación de debilidad en la producción. En ese caso, se mezclan los genes de algún pescado para que resista más al agua. Cuando tiene debilidad por exposición a plagas o gusanos, se mezclan en la semilla de maíz los genes de alacranes, para matar todas las yerbas, menos el producto transgénico, con insecticidas vivos de bacterias. Increíble!

Las tecnologías que se utilizan para esto son muy sofisticadas y súper-delicadas y aún hay muchas dudas e incógnitas: biológica, moral, ética, ambiental… política y tecnológicamente también.
Para producir las semillas transgénicas se utilizan generalmente los microbios, bacterias o virus. Ya no hay frontera entre vegetales y animales como Dios ordenó. Esto es el Nacimiento de los Demonios en nombre de la Salvación del Hambre del Mundo ! Un puro Negocio. El que domina las semillas, domina el mundo.

Los impactos que van a provocar en el medio ambiente, en la salud humana y animal, y en las vidas de todo el planeta son muy sutiles e incalculables. Es cierto que estas semillas demoniacas acabarán con las semillas tradicionales y dominarán por completo el mundo de la Naturaleza, lecho de todas las Vidas del Universo. En realidad, desde hace 20 años, el famoso F1, la primera generación de semilla de híbrido esterilizada, hecha por medio de la manipulación, domina el mundo.

Antes en América Latina teníamos por lo menos 2500 especies de semillas del maíz, ahora, sabes? quedaron apenas 20 híbridos dominantes. Los campesinos tienen que comprar cada año las semillas de F1 de las compañías multinacionales. Porque las semillas de F1 son esterilizadas, no producen cosecha al siguiente año. Muy débil y peligroso enfrentarse al cambio climático y biológico en la Tierra!

Estas semillas diabólicas están dominando todo, no sólo el maíz, sino el trigo, el arroz, el maní, el frijol, el tomate, la yuca, el plátano, hasta el algodón y la palma. No sólo en el ámbito de los vegetales, sino en los animales, como vaca, cerdo, pollo, pato, hasta 50 especies de pescados, hasta ahora, como atún, pargo, salmón y mariscos, como la oreja marina. …Cómo te sientes, con esa manipulación?

Hay miles de formas macabras de esta técnica en nombre del “Mejoramiento genético”, en el cual en realidad no hay consenso ni control. Ahora se utiliza como la “medicina genética”. Por ejemplo, a fin de producir un hígado humano, en caso de cáncer de hígado o insuficiencia hepática, se utiliza el hígado de cerdo con la tecnología de clon.

El impacto sobre la salud humana y animal es muy preocupante. Este tipo de semillas manipuladas y degeneradas, sin fronteras, produce un nuevo tipo de proteínas “desconocidas” por nuestro cuerpo.

Muy probablemente le podría provocar no sólo una alergia, persistente sino una deformación genética en muchos órganos de cara al futuro. Muy preocupante para las próximas generaciones. Esa preocupación se hizo una realidad.
En 1989 murieron 39 personas, y 4000 personas fueron hospitalizadas en los EEUU por el consumo de un suplemento alimenticio genéticamente manipulado de Triptófano, un aminoácido esencial, cuyo fabricante era una compañía japonesa Showa Denko. Supuestamente en el proceso de la manipulación no se podía eliminar algún elemento de residuo delicado o algún virus en la producción. Eso provocó ese incidente. Mucho cuidado con ese tipo de tecnología! Mientras se desarrollan más la ciencia y la tecnología, se aleja más nuestra vida de la Naturaleza. Recuerdas?

La salud es la Unión de la Vida con la Naturaleza. Ahora hay que pensar en la salud con más seriedad, la salud no sólo tuya, sino la de los vegetales y animales y la de nuestro planeta!

El peligro de usar Microondas:

Usar microondas para cocinar es muy cómodo. Parecía que era una revolución culinaria. Apenas en algunos minutos, se calienta y se cocina cualquier cosa. En los supermercados venden muchas cosas ya precocinadas, sólo para calentar nada más. El mecanismo de calentar tan rápido es por medio de radiaciones electromagnéticas. Esa radiación destruye y descompone las moléculas de los materiales y en ese momento se genera la energía febril y se cocina. Cómodo para nuestra vida agitada. En las décadas de los 1960- 70, había muchos problemas, ya que cuando abrimos la puerta del microondas, había fuga del campo electromagnético Eso provocaba hasta el cáncer de senos y de tiroides, leucemia, etc. A partir de los 80, se corrigió esa mala fabricación.

Sin embargo, el problema no sólo es ese, sino que la radiación que emana destruye y cambia las moléculas de aminoácido “L” en “D”. En la naturaleza en general existe el tipo “L”. El tipo “D”, existe pero muy poco, como causante de “vejez”, como las arrugas, las manchas, el endurecimiento de tejidos, hasta la enfermedad de Alzheimer, al provocar el beta -amiloide. Sin embargo, según los últimos estudios, en los cerebros de ratones, existe “D” relacionado con Esquizofrenia.

En sus testículos se compone la testosterona ( hormona masculina ) por “D”. También en Alemania se descubrieron “D” en los quesos maduros y en el aroma del café. Sin embargo, no hay duda de que el aminoácido “D” tiene relación con las enfermedades de la vejez. Si quieres estar más arrugado y viejo, usa microondas.

Por último, hay un estudio sobre el movimiento de los átomos. Cuando pasa por microondas, el electrón del átomo se mueve a la derecha. El electrón se mueve a la izquierda de acuerdo con el eje inclinado levemente a la izquierda de la Tierra. Aparentemente la fachada del átomo se ve igual como antes, pero en su interior hay cambio de movimiento. Eso, provocado por el microondas, aún no se sabe qué significa. Pero lo sabremos más adelante.

La alimentación es importante, por eso debemos ser cuidadosos, aunque también flexibles. Aunque comamos cualquier cosa, sin abusar, siempre estaremos sanos y felices. Es una enseñanza del Maestro de la Macrobiótica.

Fin, gracias!!

 

Enfermedades Psicosomáticas y su Tratamiento Homeopático

ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS y su Tratamiento HOMEOPÁTICO

La Organización Mundial de la Salud, OMS define a la salud como el estado de bienestar, físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedad.
Teniendo en cuenta esto, una persona no está totalmente sana por el simple hecho de no tener una enfermedad orgánica. El cuerpo y la mente no son entidades separadas que funcionan independientemente, sino que mantienen una estrecha relación. Cuando la armonía entre ambas se ve alterada por emociones y sentimientos negativos o situaciones conflictivas, inevitablemente se produce un gran choque, que puede ser el origen de síntomas o enfermedades psicosomáticas.

Nuestro ritmo de vida actual está empezando a pasar factura en forma de enfermedades que no responden a los tratamientos de la medicina tradicional.
Por otra parte, tenemos la tendencia a pensar que las enfermedades psicológicas sólo producen tristeza, llanto, sentimientos de inferioridad, baja autoestima y otros síntomas psicológicos y que no tienen nada que ver con lo que pasa en el cuerpo.
Afortunadamente, en los últimos años se van destruyendo las barreras que dividían la enfermedad física (somática) de las mentales (psíquicas) y se está empezando a dar importancia al estado anímico del paciente para tratar su enfermedad.

Los factores más frecuentes que favorecen la aparición de enfermedades psicosomáticas son:
-Un estado de estrés permanente
-No expresar emociones vitales como la tristeza, la rabia, el miedo e incluso la alegría.
-Aislarse y no relacionarse con las  personas
-No ser capaz de relajarse y descargar las tensiones de manera adecuada
-Cuando la dificultades nos desbordan y no vemos una solución posible
-Cuando  descuidamos nuestra alimentación y la actividad física.

En términos generales se entiende que una persona sufre “somatizaciones” cuando presenta uno o más síntomas físicos que no pueden ser explicados por una enfermedad orgánica.

La definición de Somatización más utilizada es la de Wayne Katon, para quien se trata de “un idioma de malestar en el que los pacientes con problemas emocionales y psicosociales articulan su malestar, principalmente, a través de síntomas físicos”.

No podemos decir que las enfermedades psicosomáticas sean imaginarias, son reales, y el sufrimiento que padece la persona también lo es, por ello, se siente tremendamente incomprendida cuando en no pocas ocasiones se les confunde con personas hipocondríacas que solamente imaginan que están enfermas, pero no lo están realmente. El problema ante las enfermedades psicosomáticas surge cuando no nos damos cuenta cómo las emociones, las situaciones de la vida cotidiana como la muerte de un ser querido, una ruptura sentimental, un divorcio, un despido, fracaso escolar, etc. nos desestabiliza y nos hace más vulnerables a la enfermedad.

Existen un gran número de enfermedades en las que interactúan los factores orgánicos y psicológicos en su desarrollo, como, por ejemplo: el colon irritable, dispepsia, diarrea psicógena, meteorismo, estreñimiento, dolor abdominal funcional, globo histérico, tos psicógena, hiperventilación, sensación de ahogo, palpitaciones, taquicardia, dolor precordial, estados de angustia, depresión, vaginismo, alteraciones menstruales, disfunciones sexuales, vejiga nerviosa, cansancio, falta de fuerza, fibromialgia, urticaria, alopecia areata, prurito psicógeno, eczemas, psoriasis, cefaleas tensionales, vértigos, inestabilidad, mareos, insomnio, visión doble, afonía,  etc.

¿Cómo se tratan las enfermedades psicosomáticas?
Con la llamada medicina Psicosomática, que estudia la correlación entre los aspectos psíquicos y fisiológicos  de todas las funciones corporales y de esta manera integra el cuerpo y la mente, y que ofrece un tratamiento global de la persona.  Es precisamente este concepto de totalidad del ser humano lo que caracteriza a la medicina Homeopática.

Para la Homeopatía, todo ser humano es una unidad psicosomática, y la pérdida de armonía  de esa totalidad lleva al DESEQUILIBRIO de la ENERGÍA VITAL: que es la ENFERMEDAD.

En una primera etapa de una enfermedad psicosomática, la persona se siente mal pero, y con frecuencia, el médico tradicional no encontrará nada anormal. Sin embargo, desde un enfoque homeopático la persona cuya energía vital está en desequilibrio ya se está enfermando, apareciendo ansiedad, irritabilidad, miedo, etc. que anteceden a los síntomas físicos. La Homeopatía tiene así la posibilidad de curar al paciente desde el principio, cuando aún no existe alteración orgánica.

Para la Homeopatía, prácticamente todas las enfermedades son psicosomáticas, excepto las  traumáticas o congénitas, pues involucran a cada individuo como una totalidad cuerpo-mente y espíritu.

Al médico homeópata le interesa el diagnóstico de la enfermedad clínica que padece el paciente, pero también saber quién es y cómo es esa persona, porqué sufre, que provoca su desequilibrio energético, en definitiva, ¿Por qué se enferma? De esta manera,
encontramos que no hay dos enfermos iguales aunque tengan la misma enfermedad y cada uno necesitará un tratamiento diferente, individualizado.

Y para terminar, recordar que recuperar la salud NO es hacer desaparecer un síntoma.  Ni todos los síntomas son resultado de una enfermedad física.

Recuperar la salud ES RECUPERAR LA ARMONÍA; es decir, LA ENERGÍA VITAL PERDIDA.

  Dra. Otilia Quireza.

NATUROPATÍA.3

 

Cardo mariano ayuda a eliminar Toxinas y proteger el Hígado

El cardo mariano ayuda a eliminar las toxinas y Proteger el Hígado
0.cardo-mariano_thumb

La silimarina, un conjunto de componentes del cardo mariano, en concreto de sus semillas, ha demostrado en recientes estudios que ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el hígado, como las originadas por los excesos navideños de comida y alcohol, según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

El cardo mariano “es una de las plantas sobre las que existen más estudios científicos sobre su eficacia hepatoprotectora”, explica Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidenta de INFITO. Esta planta se utiliza desde antiguo para proteger el hígado de toxinas ambientales y químicas, efecto hepatoprotector que se atribuye a distintos componentes polifenólicos incluidos en la silimarina, sobre todo a la silibinina. En una revisión de estudios publicada este mes en la revista Endocrine se señala que “los resultados de diferentes trabajos de investigación realizados en animales y en humanos, demuestran que tanto silimarina como silibinina tienen actividad antioxidante, antiinflamatoria, antifibrótica y hepatoprotectora, siendo eficaz para prevenir el daño hepático provocado tanto por el alcohol como por otras sustancias”.

La silimarina actúa en el hígado aumentando las defensas antioxidantes y ejerciendo un efecto antiinflamatorio. Por ello le protege del daño producido por diferentes sustancias, principalmente de aquellas que promueven la generación de radicales libres, comenta la profesora Ortega. “Se ha observado que no solo previene la hepatotoxicidad producida por el alcohol, sustancias tóxicas como las contenidas en diferentes setas, contaminantes ambientales y medicamentos, sino que también contrarresta los efectos negativos de la acumulación hepática de ácidos grasos (hígado graso)”, destaca.

En el caso de los excesos navideños el cardo mariano está especialmente indicado, ya que “activa la producción y actividad de la bilis y mejora la función del hígado y la vesícula biliar, por lo que ingerido de manera preventiva, en forma de preparado farmacéutico, ayuda a evitar la aparición de trastornos digestivos y las consecuencias de un excesivo consumo de alcohol”, señala el doctor Ignacio Bachiller, presidente de la Sociedad Asturiana de Fitoterapia.

Se trata de un medicamento natural muy bien tolerado y seguro por lo que se puede tomar durante periodos de tiempo prolongados, apunta Teresa Ortega. En la actualidad se está investigando su utilidad en otras enfermedades en las que también están implicadas las reacciones de oxidación como alteraciones de la piel, aterosclerosis y cáncer. Un estudio clínico publicado el pasado mes de diciembre en la revista American Journal of Kidney Diseases asegura que la silimarina es útil en nefropatía diabética por lo que podría emplearse como coadyuvante de los medicamentos utilizados contra esta enfermedad.

 

EL MAQUILLAJE AFECTA EN LOS OJOS AL 25% DE LAS USUARIAS

EL MAQUILLAJE AFECTA EN LOS OJOS AL 25% DE LAS USUARIAS

Una de cada cuatro mujeres reconoce haber sufrido algún problema en los ojos (conjuntivitis, escozor, irritaciones, etc.) a causa del maquillaje, según un estudio realizado por la Fundación Rementería.

Además, un porcentaje similar padece alguna alteración en la piel, como acné, dermatitis atópica, eccemas, hipersensibilidad… que las hace más vulnerables a estos problemas. Todas las mujeres analizadas que se habían maquillado alrededor de los ojos presentaban restos de maquillaje en la película lagrimal.
La presencia de maquillaje en la película lagrimal está relacionada con peor visión. Ocho de cada diez entrevistadas se maquillan los ojos más de tres veces por semana, “y muchas de ellas manifiestan dificultades en la visión que mejora con el parpadeo ya que éste aclara momentáneamente los restos de maquillaje”, según el doctor Javier Hurtado, director médico de la Fundación y autor de la investigación realizada a 100 pacientes. El uso del maquillaje durante toda la vida “puede tener consecuencias a largo plazo en el ojo, sobre todo en un ojo más sensible”.

El maquillaje es aún más lesivo en quienes usan lentes de contacto, ya que agrava los riesgos asociados a las mismas, como ojo seco e irritación, pero también infecciones. “La consecuencia más leve son molestias e intolerancia a la lentilla pero lo más grave puede ser favorecer infecciones, que en los portadores de lentillas son mucho más graves, por una bacteria que se llama pseudomona, que a veces son muy difíciles de tratar y que pueden dejar cicatrices en la córnea“.

De las mujeres que utilizaban el delineador, la mitad lo usaban en la base de las pestañas y la otra mitad por dentro de las pestañas, “con lo que el ojo está más expuesto a molestias, enrojecimiento, conjuntivitis tóxica o intolerancia a las lentes de contacto”, según el doctor Hurtado, quien recomienda que el delineador, el rímel y la sombra de ojos se apliquen por fuera de la pestaña.
Respecto al tipo de productos que se utilizan para realzar los ojos, ocho de cada diez emplean más de un producto y dos de cada tres utiliza rímel, sombra de ojos o delineador. La mitad de las entrevistadas emplea cremas específicas.

 Los productos utilizados para desmaquillarse pueden ser más peligrosos, advierte el doctor Hurtado, debido a que los disolventes alteran la lágrima. Además, “al desmaquillarse durante muchos años se desarrolla más laxitud en el párpado, la piel se arruga más, y puede que el párpado se estire hacia fuera o hacia dentro o incluso que aparezcan bolsas”. Para desmaquillarse, el 34% de las encuestadas utilizaba leche limpiadora, el 30% productos especiales, el 16% gel, el 6% toallitas desmaquilladoras y el 4% agua micelar. Un 10% usaba otros productos. Sin embargo, el 78% de las entrevistadas reconoció que no había mirado nunca la composición de los cosméticos que utiliza.

Entre los componentes y tintes utilizados en el rímel y en el delineador se encuentran solventes como el isododecano, formadores de película, conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; así como pigmentos y polímeros fijadores. Los maquillajes con resistencia al agua contienen además disolventes similares a la pintura al óleo “el aspecto es muy similar”, explica la maquilladora profesional Carmen Otero. El rímel que pretende dar a las pestañas una apariencia más larga contiene fibras de nylon que se adhieren a ellas “y que puede provocar sensación de cuerpo extraño o molestias conforme avanza el día, sobre todo cuando contiene compuestos nacarados”.

 

José Luis Rodero Jurado
NATURÓPATA.
Homeopatía. Masaje.
Acupuntura.  Nutrición.
C/ Manuel Villalobos, 43, 2ºB
41009-Sevilla
Telf. 954.43.71.27 y 650.34.58.57
e-mail: saludvital@saludvital.net
https://saludvitalhomeopatia.wordpress.com

Transgénicos: Efectos en la Salud, Ambiente y Sociedad. Una Reflexión Bioética

Transgénicos: Efectos en la Salud, el Ambiente y la Sociedad. Una Reflexión Bioética
http://www.revista.unam.mx/vol.1/num3/art2/
Ursula Oswald Spring.
Palabras Clave: Transgénicos, Organismos Genéticamente Modificados (OGM), bio-cooperación regulada, bioética, salud

Los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o transgénicos pueden producir efectos en la salud humana y animal y representan un potencial peligro a los países biodiversos. Particularmente delicada es su siembra en un país de origen, ya que México domesticó al maíz y el frijol, cuyas plantas se han convertido en alimento mundial. Debe proteger preventivamente su patrimonio natural ante cualquier riesgo. En cuanto a aspectos sociales, los procesos de monopolización llevan hacia una concentración de actividades agroempresariales en manos de pocas empresas transnacionales, destruyendo la economía campesina y los mercados regionales, creando dependencia tecnológica y por ende, lejos de garantizar la seguridad alimentaria en el ámbito mundial, encarecen los alimentos básicos. México, con graves problemas de pobreza y deterioro ambiental, pero siendo uno de los países megabiodiversos, tiene que aplicar principios precautorios que superen la
imperante pobreza, mejoren la equidad a favor de la calidad de vida de todos, protejan la biodiversidad y cuiden la salud humana ante potenciales riesgos a largo plazo. Sólo un enfoque bioético puede impedir un deterioro aún mayor de la calidad de vida, de la salud y del entorno.

Artículo
Desde la Iluminación en el siglo XVIII, en el mundo quedó de manifiesto la existencia de un acceso diferencial al conocimiento y la tecnología, que torna cada vez más complejas las estructuras gubernamentales. Aumentaron las críticas a los avances tecnológicos, frecuentemente silenciadas por los intereses de las grandes corporaciones. No obstante, en la era de la globalización, sin duda alguna, con la propagación de los conocimientos a cualquier parte del mundo, se requieren nuevos códigos éticos para garantizar a todos los seres humanos seguridad en cuanto a salud y vida. El principio precautorio debería ser manejado por los gobiernos nacionales y, ante una creciente debilidad de los Estados-Nación, también mediante acuerdos multilaterales, dada la generalización de los mercados y la competencia mundial.

Sólo cinco empresas transnacionales controlan en la actualidad casi la mitad de la riqueza mundial y, por ende, los flujos financieros, la investigación y la comunicación. La integración de las ramas productivas de circulación, comunicación y diversión, propició la creación de monopolios con presupuestos mayores al de cualquier país del mundo. Ante esta concentración económica, acompañada de una presión política para ampliar aún más estos privilegios, el tema de la bioética adquiere una dimensión nunca antes conocida. La vida misma está en peligro, como resultado de los avances bio-tecnológicos, siempre y cuando éstos continúen rigiéndose exclusivamente por la maximización de sus ganancias.

Este no es un fenómeno nuevo. En el siglo pasado aumentó el miedo a la racionalidad del progreso, tanto por diferencias culturales y sociales, como por los efectos negativos de los avances científicos, especialmente los generados en el ámbito militar. Como dice Helvetius, un filósofo de la Ilustración, “la verdad es una antorcha que brilla en la niebla, pero no la disipa”. Ante ello, Jesús Kumate, preocupado por la repercusión de los nuevos conocimientos y sus efectos en el ser humano y la naturaleza, insiste en reforzar las medidas de seguridad, el principio precautorio en los experimentos de laboratorio y campo, y la reflexión ética antes de iniciar una investigación o aplicar un conocimiento nuevo. “Fue como si Prometeo hubiese pedido tiempo antes de comunicar el descubrimiento del fuego o si el creador de Frankenstein, asustado por el engendro, quisiera meditar antes de ponerlo en circulación. La experiencia subsecuente, inmediata y
mediata, disipó las dudas iniciales; nuestros conocimientos en la ecología microbiana, a pesar de los avances, están en pañales.” (p. 4).

Aunque las repercusiones de los avances científicos no siempre son visibles, se hacen cada vez más conocidas gracias a la comunicación global, en la que el Internet y los satélites juegan un papel destacado, aun en los países en desarrollo. Por otro lado, en todos los estudios sobre la situación mundial a fines del siglo XX, ya sean del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la CEPAL, la Organización de las Naciones Unidas o investigadores sociales, destaca el fenómeno de la depauperación de crecientes contingentes poblacionales, a costa de una minoría que vive con todos los excesos. Las iniquidades resultantes han desatado una creciente violencia física y estructural que impide a cualquier ser humano estar seguro en su hogar o lugar de trabajo. Terrorismo, guerras representativas en el sur, asesinatos, violaciones, robo, drogadicción y desintegración familiar, representan sólo la punta del iceberg. Más aún, la violencia
mostrada a diario en los medios masivos de comunicación, aumenta la inducción a la violencia, cuando son necesarios procesos de conciliación y consenso, que obviamente necesitan un proceso de mayor maduración y educación.

La generación y apropiación de los conocimientos científicos tampoco escapan a la tendencia de concentración del poder. Se agudiza con las leyes que protegen la propiedad intelectual. De hecho, más del 90% de las patentes se gestan entre los tres bloques comerciales dominantes, dejando al Tercer Mundo un papel marginal. Como ejemplo, recientemente se anunció el desciframiento del 99% del mapa genético del ser humano. La empresa encargada ofreció un irrestricto acceso a los datos a cualquier investigador. Faltaría ver en un futuro la calidad y el detalle de la información disponible. Por lo pronto, el índice tecnológico en la bolsa de valores en Nueva York, aumentó en más del 8% gracias a esta noticia. &iquest; Dónde quedó entonces la investigación privada desinteresada? Ambos fenómenos: una empresa privada que ofrece años de investigación a cualquier científico en el mundo de manera gratuita y un alza totalmente descomunal en la bolsa
de valores, obliga al pensador ético a dudar de las buenas intenciones de esta empresa y a analizar las implicaciones de este conocimiento en un contexto socio-político más amplio.
De entrada, cualquier invento relacionado con la biotecnología y los transgénicos, en particular, tendría que pasar por un “cedazo” ético. Sólo una biocolaboración regulada por un criterio ético se puede convertir en el camino para proteger el conocimiento tradicional, fomentar procesos novedosos de aprendizaje y promover modelos de beneficios compartidos entre Norte y Sur, Este y Oeste, a fin de socializar los beneficios a largo plazo y garantizar la salud, la seguridad alimentaria, un entorno sano y el bienestar con calidad de vida, a todos los habitantes del planeta. M. Velasco-Suárez afirma que “la ciencia no tiene fronteras. Los países desarrollados han encontrado regiones con menos recursos, en las que pueden realizar investigaciones con menor costo y, en muchas ocasiones, con menos requisitos que en su propio país. Si bien esto ha fomentado la colaboración entre grupos de investigadores de todo el mundo, también ha traído serios
cuestionamientos bioéticos y desafortunadas diferencias de intereses” (p.2).

Sin embargo, el hombre establece entre sí, por el sólo hecho de pertenecer a la raza humana, un criterio de equidad entre género, jóvenes y viejos, clases y grupos sociales, razas, religiones y países. El postulado de la equidad no es suficiente. Se requiere la instrumentación de mecanismos mundiales, regionales y locales que garanticen su aplicación e incremento, así como su reversión cuando se infrinja. El primer paso es un correcto diagnóstico de la iniquidad por género, grupo social, edad, raza, ideología o religión. Sólo recientemente se generalizó el derecho de igualdad entre mujer y hombre. Sin embargo, quedan todavía muchos países que ni siquiera en sus leyes la han postulado, mucho menos todavía en su vida diaria. Ante esto las Naciones Unidas han desarrollado una serie de indicadores que miden los avances entre la equidad de género (UNDP, 1999). Lo mismo es válido en el terreno de la igualdad intrageneracional. En estos
momentos de cambios agudos y deterioro general del planeta, la protección de la seguridad intergeneracional, es decir, el desarrollo actual, se debería dar de tal modo que no se dañen los recursos naturales de las futuras generaciones.Bioética y Transgénicos
Los recientes eventos científicos sobre organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos y más generalmente, acerca de los efectos de la biotecnología en el ser humano, sus estructuras socioeconómicas, las implicaciones legales, el comercio mundial, sus potenciales riesgos en la naturaleza y en la salud misma, obligan a un análisis cuidadoso de estas tecnologías novedosas.
Probablemente se trata de uno de los temas más controvertidos en la actualidad, por los altos márgenes de inseguridad y la falta de conocimientos sólidos. Este hecho obliga al científico que se deja guiar por la ética, a tomar una posición de excesivo cuidado. No sólo la falta de conocimientos secundarios, sino también la de potenciales riesgos a largo plazo, se tienen que contemplar antes de dar un voto aprobatorio a cualquier manejo transgénico. Siguiendo los postulados epistemológicos de Popper, más vale pecar de demasiada prudencia que de irresponsable ligereza, dado que la supervivencia de la raza humana y del planeta mismo está en juego.

En este contexto amplio debería insertarse la discusión acerca de la conveniencia y las reglas específicas para introducir o manejar los transgénicos y, en general, los avances biotecnológicos. Para un diagnóstico diferencial se requiere el estudio de tres campos analíticos: los potenciales y reales riesgos biológico-ambientales;[1] los de salud humana y animal, y los socio-culturales-económicos. Aspectos Biológicos
En el ámbito biológico existen peligros diversos y potenciales, algunos comprobados en experimentos de laboratorios. Las condiciones de campo pudieran agudizar dichos efectos negativos, ya que se introducen variables naturales que están fuera de un control estricto. Un nudo de problemas se relaciona con la polinización y la hibridación de plantas silvestres que pudieran destruir la biodiversidad y homogeneizarla con OGM, gracias a que éstos fueron programados con mayor resistencia y más fácil adaptación al medio natural. Ello ha producido una “bio-invasión” de especies exóticas que han propagado enfermedades y plagas antes desconocidas (p. e. la viña kudzu o la Dutch elm illness). Científicos de la Michigan State University han comprobado que plantas resistentes a ciertos virus, pueden mutarse, a veces de manera virulenta, provocando plagas desconocidas. Investigadores de Oregón documentaron que OGM, por ejemplo la Klebsiella planticola, matan a los nutrientes esenciales del suelo que facilita la fijación biológica del nitrógeno del aire, como es el caso de la bacteria Rhizobium melitoli.

También existen evidencias en laboratorios, que OGM programados para producir su propio pesticida o resistencia a determinados herbicidas, provocaron resistencia en malas hierbas, lo que obligaría en un futuro a emplear pesticidas cada vez más poderosos. Ya se documentó la asimilación del OGM resistente a la canola por parte de una planta silvestre de mostaza. Asimismo, en pocos años, el gusano del algodón se hizo inmune a los transgénicos. En ambos casos pueden surgir “superplagas” o “superinsectos”, difíciles de ser controlados con los pesticidas existentes, pero, sobre todo, muy violentos para el medio natural.
En su momento, la contaminación genética y los daños colaterales en campos aledaños a los OGM, han debilitado biológicamente a regiones enteras. Vientos, lluvias, pájaros, abejas e insectos, han acarreado polen de OGM hacia campos aledaños y plantas silvestres. En Texas, un agricultor verde demandó a sus vecinos por contaminar sus cultivos. Se calcula que se requeriría una zona de protección natural de 5 kilómetros, alrededor de un campo transgénico, con el fin de evitar cualquier contaminación. Ello obligó a la Environmental Protection Agency (EPA), en este año, a aumentar en un 50% la zona de seguridad biológica alrededor de los campos sembrados con OGM. Aunque la dependencia no especificó la razón técnica de tal medida, sin embargo, pareciera que la contaminación genética fuese el argumento.
Más aún, la Universidad de Cornell encontró y confirmó que el trigo manipulado con Bt envenenó en pruebas de laboratorio a la mariposa Monarca en su estado larvario. Existe además un potencial peligro de crear insectos resistentes a agroquímicos que pudieran destruir el entorno natural y, por ende, también afectar la biodiversidad de la fauna silvestre y la cadena trófica.

Sin grandes especulaciones, los cambios climáticos propiciados por el calentamiento de la atmósfera, transformarán a las regiones ubicadas en zonas anteriormente más frías, en graneros ideales. El manejo masivo de transgénicos en estas zonas pudiera cambiar la composición natural de los elementos silvestres. Pero el mayor riesgo se presenta sin duda alguna, en las zonas tropicales, caracterizadas por su amplia biodiversidad en flora y fauna. Por ello, Brasil prohibió cualquier manejo de semillas transgénicas en Mato Grosso. Sin embargo, contrabandos desde Argentina y Chile podrían anular los esfuerzos brasileños en favor de la regulación de potenciales riesgos.

La tecnología “Terminator” fue objeto de un amplio rechazo mundial, fuera del ámbito de las transnacionales productoras de los OGM. La tecnología terminator destruye el material reproductivo de las semillas, las convierte en estériles. Hay diversos métodos para lograrlo, como la irradiación, la esterilización, el empleo de tóxicos, antibióticos, la producción de semillas suicidas, el choque térmicos y el osmótico. Una de las tecnologías más frecuentemente usada es la de insertar en cada planta tres genes, cada uno con un interruptor regulador, llamado “promotor”. Al activarse uno de estos genes se produce una proteína, llamada recombinasa que actúa como tijera molecular. La recombinasa corta un espaciador que hay entre el gen productor de la toxina y su promotor, de modo tal que se trata de un seguro que impide la activación prematura de la toxina. Un tercer gen evita que el gen de la recombinasa, se desactive antes de que la planta sea
manipulada con el estímulo externo, actualmente un compuesto químico (generalmente un antibiótico de amplio espectro, como p.e. la Tetraciclina), un choque térmico o uno osmótico. Cuando el estímulo se activa, generalmente antes de la cosecha, se interrumpe el funcionamiento del represor y el gen de la recombinasa se activa, elimina al espaciador y permite que el tóxico destruya a la semilla[2] (véase esquema 1).

Adicionalmente a la destrucción del material reproductor dentro de la semilla, el uso masivo de un antibiótico de amplio espectro como la Tetraciclina, puede también producir resistencias a estos medicamentos en el ser humano. Otros factores son más bien de índole ambiental. Mientras que las plantas crecen en estrecha relación con los microorganismos existentes en el suelo, las semillas impregnadas con antibióticos crean una zona muerta alrededor de ellas. Esto no sólo afecta al frágil equilibrio microbiano del suelo, sino que obliga al productor a incrementar el empleo de fertilizantes para compensar la pérdida natural de la fertilidad del suelo, así como a aumentar sustancialmente la fertilización química, que a su vez repercute negativamente en los costos de producción y en la contaminación de los acuíferos y suelos.

En breve síntesis, la tecnología terminator crea una dependencia anual en la compra de la semilla, reduce la biodiversidad, destruye los microorganismos en el suelo y puede provocar resistencia a antibióticos en el ser humano y la fauna. El único beneficio está en manos de unas pocas transnacionales que garantizan una venta anual de semillas manipuladas, a la vez que aumentan el comercio de determinados agroquímicos, relacionados con los OGM.

En la actualidad se desconocen diversos efectos a corto y mediano plazos en la salud humana y animal, provocados por transgénicos. Al igual que en las repercusiones biológicas, existen más dudas que certezas. No obstante, algunas evidencias clínicamente comprobadas obligan a la prudencia, como lo muestran algunos casos que se enuncian a continuación. En 1998, la manipulación genética del L-triptófano -un complemento dietético común- causó la muerte a 37 norteamericanos y la invalidez a otros 5000, esto, antes de ser prohibido por la Food and Drug Administration. Showa Denko, una compañía farmacéutica japonesa, admitió haber usado OGM que se contaminaron durante el proceso recombinante del DNA. Tuvieron que pagar una indemnización de más de 2 mil millones de dólares a las víctimas del llamado Síndrome Eosinophilia Myalgia (SEM), que había causado severos trastornos sanguíneos (cummins, p.1).

Arpad Pusztai encontró en papas genéticamente manipuladas con un promotor viral CaMv (en inglés: Cauliflower Mosaic Virus), una toxina que daña el sistema inmunológico de los mamíferos. En ratas de laboratorio se comprobaron infecciones estomacales severas, que no se dieron con papas no manipuladas. Siguió trabajando con otros OGM y al lado de otros científicos advirtió que la manipulación genética aumenta los niveles naturales de toxinas y alergénicos en plantas, además de producir nuevos. La falta de apoyo a sus investigaciones lo obligaron a interrumpirlas.

En la Universidad de Nebraska se comprobó que la soja, genéticamente manipulada con la nuez de Brasil, aumentó las alergias en distintos alimentos. Este padecimiento se detectó en un 8% de los niños de los Estados Unidos. Se manifiesta, desde síntomas leves, hasta la muerte súbita. Pareciera que no solamente esta combinación de genes, sino diversos OGM aumentaron la vulnerabilidad en personas sensibles, en relación con su sistema inmunológico. Sin embrago, los estudios comparativos con animales de laboratorio no arrojaron datos al respecto. Por ello, entre voluntarios, se deberían efectuar amplios estudios a largo plazo, que descartarían futuros desastres en la salud pública, causadas por OGM, antes de otorgar permisos precipitados.

Marc Lappe (1999) publicó en un estudio en el Journal of Medicinal Food, que los compuestos benéficos del fito-estrógeno se reducen en los alimentos manipulados genéticamente. Dichas concentraciones representan un protector natural en contra de padecimientos cardio-vasculares y tumores malignos. La generalización de alimentos transgénicos pudiera alterar las defensas naturales del organismo humano contra padecimientos infecciosos y degenerativos y, por ende, aumentar las enfermedades severas.

Otros daños en la salud provienen de la ingesta de carne o leche, proveniente de animales alimentados con semillas transgénicas u hormonas. En el caso del uso intensivo de hormonas, como la Recombinante de Crecimiento Bovino (rBGH en inglés), también conocida como Bovine Somatropin, que estimula la producción de otra hormona en la vaca, llamada en inglés Insuline-like Growth Faktor 1 (IGF-1)[3] , se está comprobando su incidencia negativa en la propagación del cáncer. Hay algunos estudios iniciales que reportan un incremento del 180% de la incidencia del cáncer de pecho en mujeres pre- menopausias y de tumor maligno de próstata en hombres por ingerir leche y carne, tratados con estas hormonas. Los especialistas opinan que se trata de datos muy conservadores, dado que hoy cada tercer norteamericano se ve expuesto durante su vida a un diagnóstico de tumor maligno.

En el ámbito socioeconómico y cultural, la repercusión de los transgénicos es más compleja y afecta más severamente a los que menos tienen. En los países del Tercer Mundo dicha tecnología puede destruir la seguridad alimentaria, al hacer depender al campesino pobre de la compra de material genético importado, poner en peligro la biodiversidad del trópico, crear un riesgo en la generación de superinsectos resistentes a agroquímicos fabricados por empresas pequeñas, producir contaminación genética en plantas nativas por polinización, debilitar la resistencia natural de una planta, hacer surgir nuevos virus, bacterias y superplagas, que pudieran atacar a las plantas y animales silvestres, no manipulados genéticamente. En condiciones económicamente precarias, como en la mayoría de los países pobres, la introducción de esta tecnología significaría pronto la pérdida de la seguridad alimentaria para el mini-productor y la falta de soberanía alimentaria en un país del Tercer Mundo. También incrementaría la pobreza, debido a que los suelos destruidos requieren más aplicaciones químicas. Lejos, entonces, de ser semillas ahorradoras de agroquímicos -como se promueve- atentan en el mediano plazo contra la economía campesina y el entorno.

Desde las semillas híbridas en la Revolución Verde, ya se conocía el deterioro genético de las semillas manipuladas más allá de la segunda generación. No obstante, mil quinientos millones de campesinos requieren de semillas propias y seguras, particularmente en los países del Tercer Mundo, donde dos mil millones de personas viven con anemia y 3.7 con deficiencia de hierro. Se trata básicamente de mujeres y niños que sufren el 20% de las muertes maternas. Por lo tanto la seguridad alimentaria no puede arriesgarse en manos de transnacionales, cuyo único interés es la maximización de las ganancias y la apropiación del material genético, localizado, sobre todo, en los países pobres.

Para estos países es más importante promover la solución a sus ancestrales problemas de miseria, relacionados con falta de crédito, erosión de suelos tropicales delgados, pérdida de la fertilidad natural, manejo integral del agua, sistemas eficientes de comercialización, integración vertical y horizontal de la agricultura con la agroindustria y la agricultura orgánica. Esta última es una de las metas en Nueva Zelanda, donde se ha prohibido el uso y la importación de transgénicos, mientras que el gobierno estimula a las universidades y la iniciativa privada para promover investigaciones relacionadas con una agricultura sustentable.

Estudios agrícolas comparativos a escala mundial muestran una eficiencia mayor de 2 a 10 veces, entre pequeños productores (usufructuarios o dueños de las parcelas) frente a la agroempresa gigante. Además, estos productores protegen sus suelos, ya que se trata del único medio de producción con que cuentan. Por ende, su supervivencia depende de un manejo integral y sostenido de su parcela. Sería irresponsable, en aras de una supuesta mejoría, embarcar a estos campesinos a una aventura de transgénicos, en la que abundan los riesgos en el proceso productivo, la comercialización y la ingesta animal y humana.

Mientras que la biotecnología y los avances científico-tecnológicos no se promuevan en armonía con la cultura de la población y sus demandas concretas, pueden convertirse en un arma mortal, como lo demuestra la evolución de la producción de alimentos en África, donde por diversas razones se ha perdido en muchos países la seguridad y la soberanía alimentaria. Después de 25 años y a pesar de un importante crecimiento demográfico, la disponibilidad global de los alimentos no ha aumentado. Esto significa, entre millones de seres humanos, hambre, desnutrición, miseria y muertes infantiles evitables.

Con la entrada al TLC en 1994 y los convenios firmados en los anexos de agricultura, México se vio directamente involucrado en la política de la biotecnología de los Estados Unidos y sus grandes corporaciones. “5 de los más importantes gigantes genéticos: Monsanto y DuPont (USA), Novartis (Suiza), Aventis (Francia) y AstraZeneca (Inglaterra y Países Bajos), controlan aproximadamente el 23% del mercado mundial de semillas, el 60% de pesticidas y el 100% de las semillas transgénicas” (patmooney, 1999)[4]. Este monopolio afecta gravemente a la competencia mundial, además de que imprime al desarrollo científico de los transgénicos rasgos de monopolio y monopsonio, que no tienen nada que ver con el avance de la ciencia y la tecnología, y menos aún con la seguridad alimentaria.

Durante 1997 se sembraron alrededor de 7 millones de hectáreas con transgénicos en todo el mundo, dato que aumentó a 27 millones en 1998. Se estimaba que iban a crecer entre 60 y 70 millones en 1999. Sin embargo, en el año 2000 se redujo la superficie sembrada con transgénicos en los Estados Unidos de Norteamérica, en un 25%, reducción que se aumentó al 17% el año pasado. Así, se convierten los Estados Unidos en un termómetro de las dificultades potenciales que generan los transgénicos en la agricultura. Los agricultores no sólo fueron presas de nuevos reglamentos en su país, sino que también sus ingresos se vieron mermados ante crecientes costos. Las recientes restricciones a la exportación, les obligaron a un control más estricto y a gastos adicionales en cuanto a cosechadoras, limpieza, entrenamiento en el manejo, transporte y almacenamiento, a fin de evitar la mezcla de los productos transgénicos con los tradicionales. Los costos
corrieron exclusivamente por cuenta de los productores. Ante crecientes inseguridades y costos, este año muchos han optado por regresar a los anteriores esquemas de producción.

Un giro inesperado recibió la venta de los productos biotecnológicos, cuando la Unión Europea (UE) prohibió temporalmente la importación de carne y ganado, tratados con hormonas y alimentos producidos con semillas transgénicas, mejor conocidas en estas latitudes como “Frankenstein Food”. Otras restricciones fueron hechas por grandes empresas japonesas[5] (Kirin, Jusco y Sapporo), que impidieron la importación de productos alimentarios genéticamente manipulados. Lo mismo ocurrió con las cadenas de alimentos (Heinz, Unilever, los restaurantes en Nueva York, las comidas en Cambridge), los alimentos para bebés (Nestlé, Gerber) y las tiendas naturistas.[6]
Frente a estas prohibiciones, México se convirtió en un país particularmente vulnerable, no sólo por ser uno de los megabiodiversos del planeta, sino por constituir la cuna genética del maíz, jitomate, algodón y otras semillas, bajo investigación transgénica (greenpeace, 2000). El impacto ambiental puede provocar un estrés abiótico o biótico, afectar la calidad de la planta, la agrodiversidad y la bioseguridad. Como se demostró en los efectos negativos de la Revolución Verde, a mediano y largo plazos, los rendimientos productivos son decrecientes debido a la depauperación de los suelos. En términos económicos, el incremento en el costo de los fertilizantes, hace inviable el cultivo para un pequeño productor, además de deteriorar cada vez más el suelo y los acuíferos. En el caso de los transgénicos, hay diversos efectos, y potenciales peligros, que requieren años de investigación a fondo, antes de liberarse al ambiente natural.

Brasil, frente a estos potenciales y reales riesgos, rechazó el permiso de importar semillas manipuladas, con el argumento de que los experimentos reportados por Monsanto, fueron efectuados en condiciones ambientales de Dakota del Norte y no en un país biodiverso como el trópico húmedo sudamericano. Durante el transporte todavía hay poco control para no propagar las semillas manipuladas a lo largo de carreteras, vías férreas y fluviales. Países como México, que todavía no prohíben la importación del maíz transgénico y no cuentan con legislación alguna al respecto, son entonces preferentemente surtidos con dichas semillas, poniendo en serios riesgos a la seguridad genética del producto. Esto es especialmente grave en el caso del maíz, en el que el teocintle y su posterior domesticación, aportó al mundo un nuevo alimento. Sin embargo, se hibridiza muy fácilmente con otras semillas. En el caso del maíz, el total de muestras distintas entre sí, guardadas en bancos de germoplasma en el mundo, asciende a 50 mil, de las cuales los cultivos están cubiertos en un 95%, mientras que la recolección y la conservación de los silvestres, sólo cubre el 15% (reidymiller ). Afortunadamente, Maseca, una importadora privada de maíz, decidió retomar las inquietudes de sus consumidores de tortilla de maíz, y está exigiendo semillas tradicionales en sus compras.

En su momento, los problemas a analizar son todavía más complejos. Los intereses transnacionales imprimieron al desarrollo biotecnológico en general y a las semillas transgénicas en particular, un dinamismo poco conocido anteriormente. El 99% de todas las patentes conocidas en el mundo se originaron en los países industrializados y sólo Monsanto cuenta con un presupuesto de investigación tres veces mayor que el CGIAR[7]del Banco Mundial (jeffreysachs, 1999: p.2). A su vez, el presupuesto público de investigación en los Estados Unidos de América es de 9.2 mil millones de dólares y la industria complementa este recurso con otros 1.2 mil millones[8] . ¿Cómo balancear estos oligopolios basados en conocimientos científicos de punta y subsidiados por fondos públicos? ¿Cómo regular el desarrollo de la ciencia y la tecnología en los países desarrollados, donde el fomento científico recibe migajas presupuestarias?

Sólo con un debate público a escala mundial, acerca de los verdaderos alcances de la biotecnología; la creación de canales de información regionalmente establecidos y obligatorios sobre los nuevos avances científicos; mecanismos globales de monitoreo y regulación de los oligopolios de las industrias transgénicas; la promoción responsable de refuerzos entre financiamiento público y privado; investigaciones en conjunto entre universidades del Primer y Tercer Mundos; obligación y acuerdos de transferencia de tecnología, junto con patentes justas entre investigadores, transnacionales, organizaciones sociales, campesinos y países proveedores de la biodiversidad genética, se vislumbraría un milenio menos concentrador de riqueza y provocador de pobreza.
A escala mundial, la mayoría de la población tiene miedo a los transgénicos, la biotecnología y los “Alimentos Frankenstein”. Exigen a sus gobiernos legislaciones que los protejan como consumidores, pero quieren, sobre todo, saber si un determinado alimento contiene o no material genéticamente manipulado. Esto significa un etiquetado transparente y comprensible para cualquier nivel educativo. Exigen una divulgación certera, honesta y amplia de los riesgos y aciertos de la biotecnología, la estandarización de medidas de control, métodos baratos de evaluación (kits en lugar de análisis complejos del DNA), alternativas ante pesticidas peligrosos, control de hormonas y alimentos balanceados en la ganadería, seguridad alimentaria individual y colectiva con alimentos sanos, permanentes y suficientes, que evitarían daños a la salud humana.

Estos temas se discuten en casi todos los países. Las experiencias vividas frente a la contaminación empresarial son todavía recientes, cuyos resultados fueron severos deterioros en la salud y cambios epidemiológicos, debido a elementos tóxicos. Las entonces respuestas tibias por parte de las autoridades responsables, han mermado la confianza de la población en las empresas y en sus gobiernos. Por ello las autoridades europeas y norteamericanas se vieron obligadas a actuar con mayor velocidad en el caso de los transgénicos, a fin de proteger a su población y garantizar la seguridad alimentaria. Hay que legislar no sólo lo conocido, sino, ante una creciente organización de la sociedad civil, también los potenciales riesgos. El principio precautorio debería regir en todas las discusiones biotecnológicas, ante lo novedoso de las mismas y los pocos conocimientos con que cuentan los científicos acerca de los efectos secundarios o a largo
plazo. El Senado de la República en México acaba de reglamentar la etiquetación comprensible de los OGM, a fin de identificar con facilidad un producto transgénico. Urge ahora vigilar su implementación y legislar sobre el manejo biotecnológico.

Falta discutir también acerca de los acuerdos fitosanitarios, de salud, alimentarios, de monopolio, de impedimento de innovaciones secundarias, de la Seguridad del DNA y otros más relacionados con este complejo tema. Además, es necesario homogeneizar las distintas legislaciones sobre el tema, que frecuentemente se contraponen: los intereses de la Organización Mundial del Comercio (OMC) priorizan el flujo libre de las mercancías, mientras que la Convención de Biodiversidad intenta proteger el acervo biológico del planeta y la Organización Mundial de la Agricultura y la Alimentación (FAO) está preocupada por el hambre en el mundo. Otros organismos, como la OECD, la Organización de las Naciones Unidas de Protección al Medio Ambiente (UNEP), la Organización Mundial de Salud (OMS), Codex Alimentarius, Environmental Protection Agency (EPA), por sólo mencionar las más importantes, tampoco cuentan con una política común y menos aún con una
jerarquización de las prioridades en este campo. En los EUA hay una confusión legal, ya que en el tema de los transgénicos intervienen la USDA, que regula plantas agrícolas; la FDA, encargada de los alimentos, y la EPA, responsable de la protección de la biodiversidad. Las tres dependencias han otorgado autorizaciones de OGM, sin conocer a fondo y a largo plazo los efectos y las posibles repercusiones de los transgénicos.

Tampoco existe jerarquía jurídica entre legislaciones existentes y la aplicación de las mismas entre distintos países y bloques comerciales. Ello pudiera desatar una guerra comercial (Peter Pauker, Departamento Canadiense de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional)[9] . Precisamente, en el caso de los transgénicos, se pidió una regulación mundial transparente, creíble y balanceada, que tomase en cuenta la vehemente oposición ciudadana en cuanto a salud, ambiente y bioética. Además de los riesgos mencionados, es necesario regular las relaciones comerciales globales, en que sólo las transnacionales tienen acceso ilimitado a los tres grandes bloques comerciales, ya que cuentan con filiales en los centros de poder en Europa, EUA y Asia, mientras que la industria nacional y regional se ve limitada por los convenios firmados.
Finalmente, la OMC está preocupada por los derechos de propiedad intelectual de los nuevos conocimientos. Edward Hammond, Consultor de los Recursos Genéticos de la FAO, sistematizó en Harvard los derechos de los pueblos indígenas. La falta de una regulación internacional de protección al conocimiento tradicional de los pueblos, no sólo los relega de los avances científicos y los condena a la miseria, sino que también les expropia los conocimientos, sin pago alguno a cambio. Propone generar un código mundial dentro del marco de la World Intellectual Property (WIPO), que proteja a los pueblos indígenas y, particularmente a las mujeres, de la expropiación de sus actividades milenarias. Frecuentemente se argumenta también que la biodiversidad es un bien común, resultado de cientos de miles de años de evolución natural, sin intervención del hombre. Posteriormente, esta riqueza fue domesticada y apropiada colectivamente durante los miles de
años de domesticación agrícola. Eran básicamente las mujeres y los campesinos indígenas quienes dejaron al mundo actual este acervo de biodiversidad. Por ello, no es posible apropiarse individualmente de estos esfuerzos milenarios. Tampoco se puede poner en peligro la bioseguridad por intereses económicos de corto plazo, en manos de algunas transnacionales. Vandana Shiva afirma enfáticamente que la vida misma no es patentable.
En términos sociales, la expropiación de los conocimientos tradicionales ha aumentado la polarización social y ha incidido negativamente en el proceso de desarrollo. El resultado está a la vista: 4 mil millones de pobres en el sur. La agudización de la pobreza extrema es un efecto no deseado de la globalización, los flujos comerciales, las patentes y las regalías. Fue parcialmente causado por tecnologías ajenas a la idiosincrasia de la población, pero también es resultado y causa de la destrucción del entorno y de las economías comunitarias. No es la tecnología en sí, sino su aplicación social, la que ha causado injusticia, iniquidad, destrucción de la naturaleza y el ser humano. Al contrario, orientada hacia metas sociales, generaría bienestar, salud, calidad de vida, un entorno sano y se convertiría en una garantía para cubrir las necesidades básicas y la seguridad alimentaria.

Por último, los campesinos del Tercer Mundo o los pequeños productores, experimentan frecuentemente con nuevas semillas. Pero cuando estas tienen efectos negativos y se presentan demandas legales por polinización indeseada o pérdida por restricciones comerciales, no es la transnacional, sino el campesino el que tiene que enfrentar los costos económicos de un juicio, una indemnización o la falta de venta del producto. &iquest; Quién pagaría la destrucción de todo un acervo genético con un desarrollo de cientos de miles de años, que pudiera perderse por los transgénicos? No es casualidad que en México se esté propiciando una discusión a fondo, dado que el país es considerado como cuna de la Revolución Verde, pero recientemente también capital de la biopiratería. La exportación de semillas híbridas de maíz y trigo, acompañadas con paquetes tecnológicos, arrojan resultados mixtos. Muestran el deterioro de los suelos tropicales, la
erosión y la creciente dependencia de agroquímicos, pero también aumentos en los rendimientos. Al contrario, Cuba, ante el boicot económico impuesto, se vio obligado a girar hacia la agricultura orgánica. Los resultados después de 20 años muestran que la productividad de los cultivos se mantiene en el mediano plazo, gracias a un manejo integral del entorno.

Quedan por último dos preguntas éticas:

¿Es válido que una empresa multinacional patente el conocimiento científico de miles de años, generado por mujeres y campesinos?
¿Es justo patentar la biodiversidad y el capital natural, básicamente ubicados en el Tercer Mundo (oswald, 1999)?
Esta cuestión es particularmente pertinente, cuando se sabe que el 75% de las medicinas modernas provienen directamente de plantas silvestres (John Barton, 1999, Escuela de Leyes, Universidad de Standford). Pero todas ellas cuentan con patentes de empresas químico-farmacéuticas y los medicamentos vendidos no otorgan descuentos a sus auténticos dueños, la población pobre del sur.

Algunos Elementos Precautorios Necesarios ante la Generalización del uso de los Transgénicos
México es uno de los doce países de la megabiodiversidad en el mundo. Un manejo sustentable de sus recursos naturales, puede ofrecer posibles salidas hacia mejores horizontes. Teóricamente, el nuevo paradigma de sustentabilidad relacionaría los dos significados de “oikos”: la economía y la ecología. Postula que se deberían asignar valores económicos reales a los recursos naturales, de modo tal que se pague la reposición del recurso y su uso, incluidos los efectos de remediación, anticontaminación, riesgos y daños potenciales. Una empresa privada, obligada a garantizar el patrimonio de la biodiversidad en un país o un continente entero, mediante amplias finanzas, no se arriesgaría a dispersar OGM con peligros potenciales, sin estar absolutamente segura de que los productos son inofensivos al entorno y la salud humana.
Como se intentó mostrar en los capítulos anteriores, la constitución del “planeta azul” representa un proceso complejo entre lo natural y lo antropogénico, es decir los procesos inducidos por el hombre. Si bien, las alteraciones, modificaciones y evoluciones naturales abarcaron espacios temporales de miles de millones de años, no es menos cierto que el crecimiento demográfico de los últimos años, acompañado por relaciones sociales de producción homogeneizadas en todo el mundo, aumentaron los riesgos de cambios irreversibles en los ecosistemas naturales y las estructuras sociales milenarias de los pueblos. También es claro que sin la intervención directa del hombre, los procesos naturales seguirían un curso mucho más lento y, precisamente, ante crecientes catástrofes naturales en ambos hemisferios, surge la pregunta acerca de la responsabilidad del homo sapiens. No sólo los suelos que tardaron millones de años en gestarse, fueron a
veces destruidos en menos de una década, sino también los avances de 12 mil años de ciencias agropecuarias están en peligro por los transgénicos. La creciente vulnerabilidad, los riesgos en los ecosistemas y el ser humano, el surgimiento de nuevas enfermedades y el aumento de los desastres naturales en número e intensidad, obligan a una reflexión sistemática, que rebasa la meta de este artículo.

En síntesis, la complejidad de los problemas mundiales induce a reflexiones bioéticas que abren caminos novedosos. Ellos deberían vincular el desarrollo sustentable a valores universales de equidad, justicia y democracia. En el ámbito de paradigma, un mundo cada vez más interrelacionado y globalizado, choca con la idealización de las fuerzas del mercado, como única herramienta para lograr avances científicos, eficiencia, bienestar y calidad de vida, pero, sobre todo, condena a dos tercios de la población mundial a la miseria. En cambio, una visión bioética supera estos problemas y orienta el desarrollo del nuevo milenio hacia la generación de calidad de vida para todos los habitantes.

A fin de impulsar esta utopía se exponen algunas propuestas:
En el Mundo
* Legislar cualquier riesgo potencial
* Impedir daños en el entorno (esterilización de suelos, superplagas, superinsectos)
* Proteger y recuperar flora y fauna silvestres
* Cuidar al patrimonio genético y la biodiversidad local, regional, nacional y planetaria
* Prevenir efectos a largo plazo en el deterioro de la biodiversidad (polinización, seguridad del DNA, hibridación con plantas silvestres, contaminación genética)
* Prohibir la introducción de semillas transgénicas (OGM) en un país de origen
* Anticipar efectos secundarios, difícilmente predecibles, que aparecerían más tarde
* Instrumentar mecanismos de control que impidan la contaminación genética con productos naturales
* Prevenir efectos acumulativos entre distintos OGM
* Etiquetar estrictamente todo producto transgénico, aun en cantidades mínimas
* Prohibir mezclas entre semillas transgénicas y silvestres
* Manejar separadamente cualquier producto transgénico en campo, cosecha, almacenamiento, transporte y venta
* Impedir la destrucción de la reacción autoimune de la planta
* Prevenir cualquier peligro en la salud humana, animal y de plantas por:
1. Impredecibles efectos secundarios en salud humana
2. Toxicidad aguda y crónica * Inestabilidad de genes implantados y riesgos en salud
3. Alergias como resultados de los OGM
4. Resistencia a antibióticos
5. Debilitamiento del sistema inmunológico
6. Efectos acumulativos de agroquímicos que producen procesos degenerativos en el tejido humano
7. Desequilibrios hormonales por OGM y hormonas
* Prevenir la pérdida de la seguridad alimentaria
* Garantizar a mil quinientos millones de campesinos pobres sus semillas propias
* Establecer bancos de germoplasma y renovarlos periódicamente
* Evitar que aumente el hambre y la pobreza en el Tercer Mundo por los OGM
* Impedir que los alimentos sanos y medicinas tradicionales desaparezcan
* Evitar la privatización del patrimonio mundial genético en manos de transnacionales * Evitar la expropiación del conocimiento tradicional médico y alimentario
* Prevenir una potencial guerra biológica
* Instrumentar mecanismos de seguridad humana, de género y ambientales en lugar del terror de las bioarmas
* Controlar el monopolio y monopsonio en semillas, alimentos y tecnología biológica
* Castigar severamente el contrabando y mal uso de los OGM
* Reducir la dependencia tecnológica y económica, sobre todo en el Tercer Mundo * Promover investigación tecnológica segura que fomente la biodiversidad
* Informar verazmente a toda la población sobre los potenciales peligros y riesgos de los OGM en la salud humana y animal, y la flora
* Promover investigaciones biotecnológicas entre universidades del Primer y Tercer Mundo
* Transferir conocimientos científicos y tecnológicos, junto con patentes justas entre investigadores, campesinos, transnacionales y países proveedores de la riqueza biológica
Adicionalmente en México
* Garantizar a los mexicanos en el año 2005 la seguridad y la soberanía alimentaria
* Reforzar la soberanía alimentaria en sus regiones, mediante mercados locales
* Erradicar en el año 2005 la desnutrición crónica y el analfabetismo en el medio rural
* Promover el cultivo biodiverso con semillas tradicionales
* Fomentar la biodiversidad, cuando México es país de origen o de domesticación
* Apoyar la producción biodiversa de maíz, frijol y calabaza
* Impulsar la economía campesina mediante agricultura verde
* Fomentar la agricultura verde en por lo menos un 30% de la superficie durante los próximos 10 años
* Compostear sistemáticamente los desechos orgánicos municipales (incluidos lodos activados y basura industrial no tóxicos) y transformarlos en mejoradores de suelos y fertilizantes naturales
* Impulsar la investigación científica en cultivos tradicionales
* Promover la transferencia tecnológica a los sectores más marginales * Otorgar créditos refaccionarios a la infraestructura productiva verde
* Garantizar créditos de avío oportunos y suficientes para el cultivo de básicos con semillas tradicionales
* Impulsar en las universidades los conocimientos biotecnológicos positivos
* Integrar el manejo del agua, del suelo y de los cultivos a mercados regionales
* Sistematizar y recuperar los conocimientos productivos tradicionales
* Apoyar a la medicina tradicional

En resumen, los potenciales riesgos de los OGM y algunos efectos negativos comprobados, obligan a la humanidad entera, las naciones soberanas y las organizaciones ciudadanas, a defender sus intereses genuinos: su derecho a la vida, a un entorno sano, a un futuro sin miedo y al patrimonio mundial cultural, ambiental y genético. Sólo una legislación fincada en los principios antes mencionados, permitirá a los jóvenes enfrentar al mundo con menos angustias y con una seguridad humana que garantice bienestar a todos, sin distinción y sin privilegios. En las manos de cada uno de nosotros está la responsabilidad ética de colaborar en este futuro deseable. A N E X O
Cuadro 1: Algunos Elementos Precautorios necesarios ante la Generalización del Uso de los Transgénicos

En el Mundo
* Legislar cualquier potencial riesgo
* Impedir daños en el entorno (esterilización de suelos, superplagas, superinsectos)
* Proteger y recuperar flora y fauna silvestre
* Cuidar al patrimonio genético y la biodiversidad local, regional, nacional y planetaria
* Prevenir efectos a largo plazo en el deterioro de la biodiversidad (polinización, seguridad del DNA, hibridación con plantas silvestres, contaminación genética)
* Prohibir la introducción de semillas transgénicas (OGM) en un país de origen
* Anticipar efectos secundarios, difícilmente predecibles, que aparecerían más tarde
* Instrumentar mecanismos de control que impidan la contaminación genética con productos naturales
* Prevenir efectos acumulativos entre distintos OGM
* Etiquetar estrictamente todo producto transgénico, aun en cantidades mínimas
* Prohibir mezclas entre semillas transgénicas y silvestres
* Manejar separadamente cualquier producto transgénico en campo, cosecha, almacenamiento, transporte y venta
* Impedir la destrucción de la reacción autoimune de la planta
* &middot; Prevenir cualquier peligro en la salud humana, animal y de plantas por:
1. Impredecibles efectos secundarios en salud humana
2. Toxicidad aguda y crónica * Inestabilidad de genes implantados y riesgos en salud
3. Alergias como resultados de los OGM
4. Resistencia a antibióticos
5. Debilitamiento del sistema inmunológico
6. Efectos acumulativos de agroquímicos que producen procesos degenerativos en el tejido humano
7. Desequilibrios hormonales por OGM y hormonas
* Prevenir la pérdida de la seguridad alimentaria
* Garantizar a mil quinientos millones de campesinos pobres sus semillas propias
* Establecer bancos de germoplasma y renovarlos periódicamente
* Evitar que aumente el hambre y la pobreza en el Tercer Mundo por los OGM
* Impedir que los alimentos sanos y medicinas tradicionales desaparezcan
* Evitar la privatización del patrimonio mundial genético en manos de transnacionales * Evitar la expropiación del conocimiento tradicional médico y alimentario
* Prevenir una potencial guerra biológica
* Instrumentar mecanismos de seguridad humana, de género y ambientales en lugar del terror de las bioarmas
* Controlar el monopolio y monopsonio en semillas, alimentos y tecnología biológica
* Castigar severamente el contrabando y mal uso de los OGM
* Reducir la dependencia tecnológica y económica, sobre todo en el Tercer Mundo * Promover investigación tecnológica segura que fomente la biodiversidad
* Informar verazmente a toda la población sobre los potenciales peligros y riesgos de los OGM en salud humana, animal y flora
* Promover investigaciones biotecnológicas entre universidades del Primer y Tercer Mundo
* Transferir conocimientos científicos y tecnológicos, junto con patentes justas entre investigadores, campesinos, transnacionales y países proveedores de la riqueza biológica
Cuadro 2: Adicionalmente en México
* Garantizar a los mexicanos en el año 2005 la seguridad y soberanía alimentaria
* Reforzar la soberanía alimentaria en sus regiones, mediante mercados locales
* Erradicar en el año 2005 la desnutrición crónica y el analfabetismo en el medio rural
* Promover el cultivo biodiverso con semillas tradicionales
* Fomentar la biodiversidad, cuando México es país de origen o de domesticación
* Apoyar la producción biodiversa de maíz, frijol y calabaza
* Impulsar la economía campesina mediante agricultura verde
* Fomentar la agricultura verde en por lo menos un 30% de la superficie durante los próximos 10 años
* Compostear sistemáticamente los desechos orgánicos municipales (incluido lodos activados y basura industrial no tóxicos) y transformarlos en mejoradores de suelos y fertilizantes naturales
* Impulsar la investigación científica en cultivos tradicionales
* Promover la transferencia tecnológica a los sectores más marginales * Otorgar créditos refaccionarios a la infraestructura productiva verde
* Garantizar créditos de avío oportunos y suficientes para el cultivo de básicos con semillas tradicionales
* Impulsar en las universidades los conocimientos biotecnológicos positivos
* Integrar el manejo del agua, del suelo y de los cultivos a mercados regionales
* Sistematizar y recuperar los conocimientos productivos tradicionales
* Apoyar a la medicina tradicional
Cuadro 3: Monopolio y Oligopolio de Transnacionales Transgénicas
Cuatro empresas Controlan Mercado Mundial de:
* 60% DE LOS PESTICIDAS
* 23% DEL MERCADO DE SEMILLAS
* 100% DE LOS TRANSGÉNICOS
* 80% DEL TRANSPORTE MUNDIAL DE GRANOS: UNA SOLA

Cuadro 4: Empresas Monopólicas Fusionadas:
* MONSANTO EUA
* DUPONT EUA
* NOVARTIS/AVENTIS SUIZA/ ALEMANIA
* ASTRAZENECA INGLATERRA/PAÍSES BAJOS

 Cuadro 5: Tecnología Terminator
* ESTERILIZACIÓN DE SEMILLAS
* IRRADIACIÓN
* TÓXICOS
* ANTIBIÓTICOS
* SEMILLAS SUICIDAS
* CHOQUE TÉRMICO
* CHOQUE OSMÓTICO
________________________________

[1] Hablamos de potenciales riesgos, ya que los avances y las comprobaciones de las nuevas tecnologías son tan recientes, que no pueden ser evaluadas en toda su amplitud. Más aún, los pocos estudios científicos llevados a cabo, se efectuaron en ecosistemas nórdicos, la mayoría de ellos en Dakota del Norte. Por lo mismo se desconoce la repercusión en el trópico y sería una irresponsabilidad arriesgar la biodiversidad de estas latitudes, en aras de aumentar las ganancias de algunas transnacionales. Más aún, las repercusiones complejas desde hace treinta años de la Revolución Verde, no lograron su cometido, es decir acabar con el hambre en el planeta. Aumentaron la venta de agroquímicos, al grado tal de que muchas tierras actualmente son estériles o requieren en sólo dos décadas hasta 400% más fertilizantes químicos (Strahm, 1990). Durante este lapso, la pobreza no sólo aumentó, sino que amenazó, de acuerdo a los recientes datos del
Banco Mundial, a cerca de 4 mil millones de seres humanos en el hemisferio sur.
[2] Los genes más usados en la tecnología Terminator son: Gen de la Toxina………….. gen R.I.P. (Proteína inhibidora del ribosoma) Promotor…………………….. promotor L.E.A., abundante durante el desarrollo embrionario tardío Espaciador…………………… Fragmento de AND flanqueado por secuencias de reconocimiento LOX Gen de recombinasa……….CRE/LOX, sistema bacteriófago (virus que atacan las bacterias) Promotor……………………… un promotor que puede ser reprimido Gen represor………………… sistema reprimible con Tetraciclina (Tn 10 tet)”. Steinbrecher y Mooney. 1999: p.30
[3] El IGF-1 en la sangre humana es también un factor de riesgo del cáncer de próstata, cuyas tasas han aumentado entre 1950 y ahora en un 180% (Science, 23 de enero de 1999). Pero también propicia siete veces más probabilidad de contraer cáncer de mama en mujeres pre-menopausias, así como cáncer de colon en los humanos. Los altos niveles de IGF-1 no sólo se adquieren por el consumo de carne, sino también por la ingesta de lácteos (The Cancer Prevention Coalition, elaborado por Samuel S. Epstein, 1998). No hay duda que EUA es el país con mayor incidencia de cáncer en la actualidad. Aunque esta evolución epidemiológica es resultado de un proceso complejo de interrelaciones entre medio ambiente, factores hereditarios, alimentación y formas de vida, no obstante, está comprobado científicamente que diversos agroquímicos, OGM y hormonas aumentan la probabilidad de contraer esta enfermedad, dado que sus defensas naturales están debilitadas.
[4] Pat Mooney es el Director Ejecutivo de la Rural Advancement Foundation International (RAFI), “World Seed Conference: Shrinking Club of Industry Giants”, 3 de Septiembre de 1999. Report on Biotech Policy. Universidad de Harvard. 1999. Más aún, tres de las mencionadas empresas se fusionaron este año y por ende no aparecen en el catálogo de las empresas vendedoras de semillas. Zeneca y Astro se fusionaron en AstraZeneca; Rhone Poulenc y Hoechst se transformaron en Aventis, además de que DuPont integró a Pioneer; Ciba Geigy y Sandoz, llamándose ahora Novartis. Estas fusiones se deben parcialmente a demandas por uso indebido de biotecnología patentada y en lugar de enfrentar largos juicios en los tribunales, las transnacionales optaron por fusionarse con sus demandantes, dado que entre 1995 y 1998 los ingresos en la venta de semillas transgénicas crecieron 20 veces y se estima un ingreso de 3 mil millones de dólares en el 2000 y un crecimiento a
25 mil millones en el 2010.
[5] Japón importa anualmente 700 mil toneladas de soja de los EUA y Jusco con 300 tiendas dedicadas a la alimentación prohibió las semillas genéticamente manipuladas.
[6] En Holanda la cadena naturista Terra Prima destruyó 87 mil bolsas de corn chips, al descubrir que sus productos supuestamente naturales contenían contaminación transgénica, a fin de mantener su imagen de empresa sana y natural.
[7] CGIAR: Consultative Group for International Agricultural Research del Banco Mundial.
[8] Es interesante comparar este monto con el presupuesto destinado a investigación en el CONACYT, que ascendía en 1999, de acuerdo a su Subdirector, a 500 millones de pesos, equivalente a menos de dos días de intereses pagados entonces al Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB).
[9] Durante la Conferencia Internacional sobre el Tercer Mundo que tuvo lugar en Chicago en Febrero de 1999, la OMC mostró que el 92% de las controversias comerciales que se presentaron, fueron litigios entre los EUA y la UE, mientras que los países en desarrollo mostraron una participación marginal, hecho que confirma que la OMC protege los intereses dominantes en el comercio mundial.

Dieta y Estabilidad Emocional

Dieta y estabilidad emocional

  • La dieta está relacionada con el equilibrio emocional y con el riesgo de padecer depresión Autor: JUAN REVENGA

La mayor parte de los estudios que relacionan la alimentación y el estado de ánimo están centrados en el papel de los distintos nutrientes por separado, en especial el de los ácidos grasos omega-3 y el de algunas vitaminas del grupo B, pero no tanto en el perfil general de consumo de alimentos. Un artículo publicado en noviembre de 2009 en la revista “British Journal of Psychiatry” pone de manifiesto que, entre la población de mediana edad, un patrón de consumo caracterizado por una ingesta elevada de alimentos procesados (con dietas ricas en azúcares y grasas) está más asociado con desequilibrios emocionales, e incluso cuadros de depresión, que otros patrones dietéticos diversificados y caracterizados por un mayor consumo de frutas, verduras y pescado. No es casualidad que estos alimentos sean portadores de nutrientes que equilibran el sistema nervioso y el tejido neuronal.

Nutrientes y bajo estado de ánimo

La correspondencia entre dieta y salud está desde hace tiempo muy bien asentada en la evidencia científica. Esta relación no solo hace referencia a las enfermedades somáticas (patología cardiovascular, diabetes, etc.), sino que engloba trastornos de índole psíquica, como la ansiedad, el estrés, el bajo estado anímico e, incluso, la depresión.

En los últimos años, se ha hecho especial énfasis en la importancia del aporte de determinados componentes de los alimentos por su asociación con el equilibrio en el plano emocional. Se han identificado las vitaminas del grupo B implicadas en el metabolismo de la homocisteína, como B6, B9 y B12, y los ácidos grasos omega-3, con un especial rol en el desarrollo de trastornos emocionales y síntomas depresivos.

El aporte adecuado de vitaminas B6, B9, B12 y ácidos grasos omega-3 equilibra las funciones del sistema nervioso y el tejido neuronal

Aunque esta asociación no se pueda obviar, recientes artículos publicados sobre esta materia inciden en la necesidad de realizar más estudios con el fin de establecer una relación causa-efecto clara. Al parecer, hasta la fecha, los resultados no son concluyentes como para poder hacer una recomendación directa a la población. Estas deficiencias se detectan en varias investigaciones, como la publicada en febrero de 2008 en “Nutrition”, que puso en evidencia que una mayor ingesta dietética de folatos se asociaba con una menor prevalencia de síntomas depresivos entre la población masculina, pero no así entre las mujeres. Incluso otros estudios, como el publicado en agosto de 2008 en la revista “European Journal of Clinical Nutrition”, no han encontrado vínculo entre el bajo consumo de estas vitaminas, los altos niveles de homocisteína y la depresión, en una población de 332 adultos sanos entre 70 y 90 años.

Con respecto a los ácidos grasos poliinsaturados omega-3, una revisión sobre esta materia publicada en marzo de 2010 en la revista “American Journal of Clinical Nutrition” concluye que resulta difícil realizar recomendaciones claras en cuanto al papel de estos nutrientes en la depresión, debido al carácter heterogéneo de las pruebas clínicas realizadas hasta la fecha. Parece ser que la actual evidencia apunta a un potencial efecto beneficioso de los omega-3 en pacientes con enfermedad depresiva diagnosticada, pero no así en el caso de individuos sin un diagnóstico previo.

El papel de la dieta en conjunto

Algunos autores han preferido estudiar el efecto de determinados patrones dietéticos detectados en su conjunto. En un artículo publicado en noviembre de 2009 en la revista “British Journal of Psychiatry”, se estudiaron los hábitos dietéticos de 3.486 personas de mediana edad. En esencia, se identificaron dos patrones característicos: el primero, distinguido por una alimentación integral con un alto consumo de alimentos de origen vegetal y pescado; el segundo, caracterizado por un consumo importante de alimentos procesados (postres azucarados, chocolate, carne procesada, fritos, cereales refinados) y lácteos enteros. Después de 5 años, los participantes cumplimentaron un cuestionario con el fin de establecer los distintos grados de bajo estado de ánimo entre ellos. Los resultados fueron claros. Un perfil dietético caracterizado por un alto consumo de alimentos procesados supuso un factor de riesgo respecto a síntomas depresivos autopercibidos, mientras que el perfil de alimentación integral resultó protector.

Una alimentación abundante en alimentos procesados, grasos y azucarados, favorece el desarrollo de desequilibrios emocionales.

Estos resultados podrían explicarse en virtud de la mayor riqueza en nutrientes de la alimentación integral: antioxidantes (también identificados en algunos estudios como protectores ante la depresión) de frutas y vegetales; folatos provenientes de las crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas, etc.), vegetales de hoja (espinacas, acelga, etc.) y legumbres; y ácidos grasos omega-3 del pescado. Al mismo tiempo, los autores especulan con la posibilidad de que el resultado protector de este tipo de dieta radique en el efecto acumulativo y sinérgico del consumo de diversos nutrientes obtenidos de un mayor número de alimentos, más que del efecto atribuible a determinados nutrientes considerados de forma aislada.

TIPOS DE GRASA Y SALUD MENTAL

Recientes investigaciones apuntan que el tipo de grasa que se agrega a los alimentos podría tener un papel determinante en distintos aspectos de la salud mental.Sin alejarse de la depresión, una investigación llevada a cabo entre la Universidad de Navarra y la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, publicada en la revista “PLoS One” (Public Library of Sciences One), aúna algunos de los determinantes nutricionales relacionados con las grasas y su relación con la depresión y con la enfermedad cardiovascular.

Los ácidos grasos trans tienen un perfil perjudicial, mientras que los ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados son protectores para ambas dolencias. Tal y como señala Miguel Ángel Martínez González, coautor del estudio, de esta forma se vuelven a poner en valor las características inherentes a la dieta mediterránea, en cuanto a su riqueza en determinados ácidos grasos (mono y poliinsaturados), distintas a las de alimentos propios de una dieta más occidentalizada (trans y saturados).