Sugerencias para la Práctica en Pareja del Masaje Erótico

Sugerencias para practicar  en pareja el Masaje Erótico I.

Los masajes se han utilizado tradicionalmente para solucionar problemas físicos, pero, al margen de su función terapéutica, los expertos afirman que esta técnica sirve como instrumento de comunicación para potenciar las relaciones personales.
En este sentido, las distintas formas de masaje se basan en la necesidad de contacto físico que sentimos desde que somos recién nacidos hasta la exigencia de caricias más íntimas en la edad adulta.

“Las sensaciones que provocan las caricias, roces, besos, abrazos y frotamientos de la piel son un vehículo para pasar de la comunicación corporal a la mental al entrar en un estado total de abandono. Para ello, tan importante como aprender a tocar es disfrutar del placer de ser tocado“, explica Ana de Calle, sexóloga del Centro Integral de Salud CERES. Además, estos masajes, que los expertos denominan sensoriales o sensuales porque su fin no es únicamente aumentar el placer sexual, proporcionan diferentes ventajas.

Las ventajas – Refuerzan la confianza:  “El temor al contacto en cualquier zona del cuerpo -y no exclusivamente en los genitales- puede ser una limitación para disfrutar de las relaciones, ya que muchas personas se bloquean por este motivo.

En este sentido, los masajes sirven para romper la barrera psicológica que impide dar y recibir caricias en las zonas prohibidas, que en algunas personas pueden ser partes aparentemente tan poco problemáticas como los muslos o el vientre”, apunta Ana de Calle.

Por otro lado, “los masajes reducen la ansiedad que provoca el temor a quedar mal con la pareja cuando existen problemas de impotencia por bloqueos psicológicos, porque con ellos se amplían las zonas del cuerpo -el hombro, la nariz, la boca…- con las que proporcionar placer a la compañera. Y cuando los amantes no se conocen mucho, este juego sexual es un método perfecto para relajarse, al saber que no hay que llegar al coito necesariamente”, dice Carlos San Martín, terapeuta y pedagogo dela Sociedad Sexológicade Madrid.

Aumentan el deseo.  Los expertos diferencian entre el masaje sensorial y el sexual. El primero ayuda a despertar el deseo tocando los tobillos, los dedos de los pies, las rodillas, los muslos… mientras que el segundo se centra exclusivamente en las zonas erógenas -pechos y genitales-.

“La estimulación sensorial se realiza sin exigencias y no tiene por qué culminar en el coito. En cambio, el masaje sexual es como una masturbación, sirve exclusivamente para alcanzar el orgasmo y puede dejar insatisfechos a quienes necesitan una comunicación más completa que la que proporciona el simple contacto físico”, dice Ana de Calle.

No obstante, “el masaje sensorial también ayuda a relacionarse sexualmente porque a través de la estimulación en los pies o en las manos se puede llegar al orgasmo”, dice San Martín.   Prolongan el orgasmo.  Los masajes mejoran la circulación sanguínea y hacen que el oxígeno llegue con más facilidad a todo el cuerpo, lo que permite prolongar el orgasmo. “También se pueden aplicar para retrasar el momento del clímax, con ejercicios específicos que ayudan a distender la tensión muscular que aparece cuando nos excitamos”, apunta Carlos San Martín.

Rompen la monotonía.  “Ayudan a ver la relación como un juego, por lo que se pueden utilizar para romper la monotonía y recuperar el deseo en las parejas que han caído en la rutina”, explica Ana de Calle.

El juego del amor.  Antes de realizar estas técnicas, conviene aprender a respirar de forma lenta y profunda, ya que al ralentizar la respiración se puede controlar mejor la excitación que siente también quien  hace las caricias. “Aprender esto en un masaje sensitivo es tan importante como realizar bien los movimientos de las manos. Al lograr sincronizar la respiración, la pareja fluye en la misma sintonía y puede alcanzar el equilibrio psíquico que proporciona esta práctica”, apunta el masajista Tántrico Jorge Jordán.

Por otro lado, hay que prescindir de los movimientos precipitados y ser capaz de utilizar las manos, la boca, el pelo y los pechos de forma lenta y progresiva para captar las reacciones del otro.

“Además, las sensaciones se hacen más intensas utilizando plumas u otros materiales al acariciar a la pareja”, apunta Ana de Calle.

También ayuda a aumentar el placer el uso de aceites aromáticos, que según explica Stephen Russell en el libro El Tao del masaje sexual, “potencian el deseo porque contienen sustancias que imitan el olor de las hormonas sexuales”.

Al aplicarlos, hay que tener en cuenta que estas sustancias están muy concentradas, por lo que no se deben utilizar directamente sobre la piel. Lo correcto es realizar una mezcla con un aceite base de origen vegetal -sin aditivos- al que se añaden unas gotas del aroma que se vaya a emplear -entre seis y ocho gotas de esencia para 20 ml (dos cucharadas de postre) de aceite base sin olor-.

“En cuanto a los masajes en los genitales, lo más adecuado es comprar un lubricante de farmacia o aprovechar los restos que quedan en las manos después de haber acariciado todo el cuerpo”, añade Ana de Calle.

Por último, los pasos a seguir pueden ser muy diferentes, pero en términos generales este juego se desarrolla en tres fases:

1.-Preliminares.   Sirven para establecer un equilibrio entre el cuerpo y la mente. Para ello, se debe estimular con suavidad la piel de todo el cuerpo, empezando con una presión suave y aumentando de forma progresiva ésta y la intensidad y frecuencia del movimiento. Este masaje se puede aplicar con la mano, con la yema de los dedos, con los labios e, incluso, con todo el cuerpo y es imprescindible que la pareja disponga de tiempo suficiente -una hora aproximadamente- para conseguir un acercamiento relajado y sin presiones.

2.-Intermedio.   En esta fase, se estimulan las zonas erógenas evitando el contacto directo con los genitales, para no provocar la necesidad de buscar el orgasmo. Se consigue estimulando la línea que va desde la nuca hasta la parte lateral de la pelvis, pasando por los pezones y la cintura.

3.-Plenitud. Si la pareja lo desea, éste es el momento adecuado para pasar  a los genitales. Su aplicación depende de los gustos y la propia sensibilidad de cada persona en esta zona del cuerpo, pero siempre conviene recordar que la finalidad de estos movimientos no es necesariamente llegar al orgasmo.

Entorno agradable sin estridencias . Por último, el entorno es fundamental para que los dos miembros de la pareja consigan relajarse.
Lo ideal es una iluminación tenue e indirecta -evitando las luces que den directamente en la cara-, una temperatura cálida -unos 22-25 °C- y un sonido ambiental suave y relajante.
La superficie para el masaje puede ser un colchón lo suficientemente duro -como los futones japoneses- o varias mantas extendidas sobre el suelo.
Además, se deben cubrir con una toalla las partes del cuerpo sobre las que no se esté trabajando, para mantener una temperatura agradable en todas las regiones corporales.

Anuncios

Regala un Masaje en los Pies

Regala un masaje en los pies.

Un Toque de Sensualidad a tus Pies

Los pies realmente se benefician con  un masaje.  Son sensibles, delicados y resistentes a la vez.  La planta de los pies tiene miles de terminaciones nerviosas.  Con solo tocarlos suavemente se experimenta una sensación general de bienestar y relajamiento en todo el cuerpo.

Un masaje en los pies puede ser todo lo que necesitas después de un largo día de trabajo.  la próxima vez que quieras tratar bien a algún ser amado o para ti mismo/a ofrece un masaje en los pies.

¿Qué necesitas? 

1- Un toque de amor.  Los masajes transfieren energía.  Cuando das un masaje tienes que tener una actitud positiva.
2– Unas manos suaves y cálidas.  A nadie le gusta que lo toquen con manos frías y menos durante un masaje.  Calienta tus manos antes de un masaje.
3-Aceite.  El aceite ayuda a que las manos toquen la piel suavemente eliminando la fricción.  Es preferible usar aceites ligeros como el de almendra.  Para hacer la experiencia más especial añade una o dos gotas de aceite esencial. Te recomendamos lavanda.
4– Una temperatura agradable.  Es muy incomodo recibir un masaje en un cuarto frio.  Mucho calor o mucho frio hacen perder cualquier momento de relajación.

Técnicas y movimientos para el Masaje.

1- Desliza las manos en el pie desde los dedos hasta el tobillo. Por la planta y también por el empeine. Repite hasta que sientas el pie relajado y cálido.
2- Levanta el pie con una mano y con la otra mueve el pie en forma rotativa del tobillo, de izquierda a derecha y viceversa.  Tus movimientos deben ser suaves y lentos.  Dos veces a cada lado.
3- Usando tus dedos pulgares presiona diferentes puntos en la planta del pie, desde los dedos al talón.  Repite hasta que todo el pie este completo.
4-   Usando tus dedos índice y medio presiona con movimientos circulares el área del tobillo, tanto la cara interna como externa.
5- Masajea cada uno de los dedos del pie usando tus dedos pulgar e índice.  Rota cada dedo del pie en ambas direcciones y suavemente estíralo.  Repite tres veces y al final estira bien (con cuidado) cada dedo.
6- Masajea todo el pie aplicando presión con tus manos.  Los movimientos tienen que ser contrarios a la circulación, siempre desde los dedos, hacia el tobillo y la pierna.
7- Al final del masaje con una mano eleva el pie, con la otra empuja el pie hacia adentro (en dirección a la pierna). Repite dos veces.
8– Termina suavemente utilizando las diez yemas de tus dedos, como si fueran plumas, con un acariciamiento muy superficial, primero en sentido de dedos a pierna y finalmente de pierna a dedos, al menos tres veces en cada sentido.

Esperamos que disfrutes este masaje y tengas oportunidad de usarlo con algún ser especial en tu vida.

 

Terapia de Masajes en EE.UU. Introducción

Terapia de masajes en EE.UU.: Una introducción
© Bob Stockfield 

 La terapia de masaje tiene una larga historia en las culturas de todo el mundo. Hoy en día, la gente usa diferentes tipos de terapia de masaje para una gran variedad de propósitos relacionados con la salud. En los Estados Unidos, la terapia de masaje se considera a menudo parte de las terapias alternativas y complementarias, pudiéndose utilizar conjunta ó separadamente de la medicina convencional.  Este artículo informativo ofrece un panorama general de la terapia de masaje y sugiere fuentes de información adicional.

Puntos clave

 

  • La evidencia científica sobre la terapia de masaje es limitada. Los científicos aún no están seguros de que se produzcan cambios en el cuerpo durante el masaje, y si éstos influyen en la salud, y cuál es su mecanismo de acción. El Centro Nacional para Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) está patrocinando estudios para responder a estas preguntas e identificar las indicaciones para las que el masaje puede ser más útil.
  • La terapia de masaje parece tener pocos riesgos, si se usa de manera adecuada y proporcionada, por un masajista profesional capacitado.
  • Informe a su médico sobre cualquier práctica complementaria y alternativa que usted utilice. De este modo tendrá  una imagen más completa de lo que hace para mejorar su salud. Esto asegurará una atención coordinada y segura.

Historia del masaje

La terapia del masaje se remonta miles de años. Las referencias al masaje aparecen en los escritos de la antigua China, Japón, India, países árabes, Egipto, Grecia (Hipócrates define el masaje como “el arte de la fricción”), y Roma.

El masaje se utiliza ampliamente en Europa durante el Renacimiento. En la década de 1850, dos médicos americanos que habían estudiado en Suecia introdujeron la terapia de masaje en los Estados Unidos, donde se hizo popular y fue promovido por una gran variedad de razones de salud. Con los avances científicos y tecnológicos en el tratamiento médico durante los años 1930 y 1940, el masaje cayó en desuso en los Estados Unidos. El interés en el masaje revivió en la década de 1970, especialmente entre atletas y deportistas.

El uso de la terapia del masaje en los Estados Unidos

Según la Encuesta Nacional de Salud 2007, que incluyó un estudio exhaustivo del uso de Terapias Alternativas y complementarias (TAC) por los estadounidenses: Unos 18 millones de adultos en los EE.UU. y 700.000 niños han recibido masaje en el año anterior.

La gente utiliza el masaje para una gran variedad de propósitos relacionados con la salud, incluyendo aliviar el dolor, la rehabilitación de lesiones deportivas, reducir el estrés, incrementar la relajación, reducir la ansiedad y la depresión, y la ayuda para mejorar la salud y el bienestar en general.

Definición de la terapia del masaje

El término “terapia de masaje” engloba muchas técnicas diferentes. En general, los terapeutas usan manipulaciones para amasar, comprimir, frotar y manipular los músculos y otros tejidos blandos del cuerpo. Se utilizan con mayor frecuencia las manos y los dedos, pero pueden utilizar sus brazos y antebrazos, los codos o los pies.

Tipos de terapia de masaje: algunos ejemplos

En el masaje sueco ó quiromasaje el terapeuta utiliza movimientos largos, amasamiento, de movimientos profundos y circulares, de vibración, y el tapping. El Masaje deportivo es similar al quiromasaje, adaptado específicamente a las necesidades de los atletas. Hay ejemplos de otros muchos tipos de masaje de tejido profundo, masaje de los puntos gatillo, que se centra en los puntos gatillo miofasciales de músculo, “nudos” que son dolorosos cuando se presionan y pueden causar síntomas en otras partes del cuerpo. Masaje de Drenaje linfático, Masaje Shiatsu, Masaje sensitivo….etc.

La práctica de la terapia del masaje

Los terapeutas del masaje trabajan en una gran variedad de entornos, incluyendo consultorios privados, hospitales, hogares de ancianos, los centros académicos de estudio, el deporte y el gimnasio… Algunos también se desplazan a los hogares de los pacientes o a los lugares de trabajo. Por lo general, tratan de proporcionar un ambiente tranquilo y relajante.

Los terapeutas suelen preguntar a los pacientes nuevos, sobre sus síntomas, historial médico, y los resultados que desean obtener. También pueden realizar una evaluación a través del tacto, para localizar las zonas dolorosas o tensas y determinar la cantidad de presión a aplicar.

Normalmente, el paciente se acuesta en una mesa, ya sea en ropa holgada o sin ropa (cubierto con una sábana, a excepción de la zona que recibirá el masaje). El terapeuta puede utilizar aceite o loción para reducir la fricción en la piel. A veces, las personas reciben la terapia de masaje mientras se está sentado en una silla. Una sesión de masaje puede ser bastante breve, pero también puede durar una hora o incluso más.

Estado de Investigación

Aunque la investigación científica sobre la terapia de masaje, si el masaje funciona y cuál es su mecanismo de acción fisiológica, es limitada; Hay evidencia de que el masaje puede beneficiar a muchos pacientes. Conclusiones en general aún no se pueden extraer sobre su eficacia para las condiciones específicas de salud, de un amplio grupo de población.

Según un análisis, sin embargo, la investigación apoya la conclusión general de que la terapia de masaje es efectiva.

Los estudios incluidos en los análisis sugieren que una sola sesión de terapia de masaje puede reducir el “estado de ansiedad” (una reacción a una situación particular), la presión arterial y ritmo cardíaco, y varias sesiones se puede reducir la “ansiedad rasgo” (general propensión a la ansiedad), la depresión y el dolor.

Además, estudios recientes sugieren que el masaje puede beneficiar a ciertas condiciones, por ejemplo:

  • Una revisión de 2008 de 13 ensayos clínicos encontró evidencia de que el masaje podría ser útil para el dolor lumbar crónico. Guías de práctica clínica publicadas en 2007 por la American Pain Society y la American College of Physicians recomienda a los médicos a considerar el uso de ciertas terapias de TAC, incluyendo masajes (así como la acupuntura, la quiropráctica, la relajación progresiva, yoga), cuando los pacientes con afección crónica por dolor lumbar no responden al tratamiento convencional.
  • Un estudio multicéntrico de más de 300 pacientes enfermos terminales con cáncer avanzado llegó a la conclusión que el masaje puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar el humor de estos pacientes.
  • Un estudio de 64 pacientes con dolor crónico de cuello encontró que el masaje terapéutico fue más beneficioso que un libro de auto-cuidado, en términos de mejorar la función y aliviar los síntomas.

Existen muchas teorías acerca de cómo la terapia de masaje puede afectar al cuerpo. Por ejemplo, la “teoría de la puerta de control”, sugiere que el masaje puede proporcionar el estímulo que ayuda a bloquear las señales de dolor enviadas al cerebro. Otras teorías sugieren que el masaje puede estimular la liberación de ciertas sustancias químicas en el cuerpo, tales como la serotonina o las endorfinas, o ser causa benéfica cambios mecánicos en el cuerpo. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales para comprobar las distintas teorías.

Seguridad

 

La terapia de masaje parece tener pocos riesgos, si se lleva a cabo por un terapeuta debidamente entrenado y en su caso se toman las precauciones profesionales adecuadas. El número de heridos graves registrados es muy pequeño. Los efectos secundarios de la terapia de masaje pueden incluir dolor o malestar temporal, moratones, hinchazón y sensibilidad o alergia a los aceites de masaje.

Precauciones acerca de la terapia de masaje son los siguientes:

  • El masaje vigoroso debe ser evitado en personas con trastornos hemorrágicos o bajo tratamiento con antiagregantes plaquetarios, y por las personas que toman medicamentos anticoagulantes como la warfarina.
  • El masaje no se debe hacer en cualquier zona del cuerpo que presente coágulos de sangre, fracturas, heridas abiertas o en cicatrización, infecciones de la piel, o debilitamiento de los huesos (como la osteoporosis o el cáncer), o cuando ha habido una cirugía reciente.
  • A pesar de que la terapia de masaje parece ser generalmente segura para los pacientes con cáncer, se deben consultar a su oncólogo antes de recibir un masaje que consista en presiones profundas o intensas. Ninguna presión directa debe hacerse sobre un tumor, por lo general. Los pacientes de cáncer deben consultar todas sus dudas acerca de la terapia de masaje con el oncólogo.
  • Las mujeres embarazadas deben consultar a su médico antes de usar la terapia de masaje.

Capacitación, licencias y certificación

Hay aproximadamente 1.500 escuelas de masajes y programas de capacitación en los Estados Unidos. Además de la práctica en técnicas de masaje, los estudiantes suelen aprender sobre el cuerpo y cómo funciona, las prácticas empresariales, y la ética. Los programas de Formación en masaje general son aprobados por una junta estatal. Algunos también pueden estar acreditados por una agencia independiente, como la Comisión de Acreditación de la terapia del masaje (COMTA).

A partir de 2010, 43 estados y el Distrito de Columbia tienen leyes que regulan la terapia de masaje. En algunos estados, la regulación mediante Ordenanza Municipal.

El Consejo Nacional de Certificación de Masaje Terapéutico, certifica profesionales que pasan un examen nacional. Cada vez más, los estados que autorizan masajistas les obligan a tener un mínimo de 500 horas de formación en una institución acreditada, aprobar un examen nacional, que cumplan con ciertos requisitos de educación continua, y un seguro de Responsabilidad Civil para casos de mala praxis.

Además de masajistas, profesionales de la salud, tales como quiroprácticos y fisioterapeutas pueden tener formación en masaje.

Licencias y Certificaciones

 

Algunas licencias comunes o certificaciones de los terapeutas de masaje son:

LMT Terapeuta de Masaje con licencia

LMP Masajista con licencia

CMT Terapeuta Certificado en masajes

NCTMB Ha cumplido con los requisitos de acreditación (incluyendo aprobar un examen) de la Junta Nacional de Certificación de Masaje Terapéutico, para la práctica del masaje terapéutico y trabajo corporal

NCTM Ha cumplido con los requisitos de acreditación (incluyendo aprobar un examen) de la Junta Nacional de Certificación de Masaje Terapéutico, para la práctica del masaje terapéutico

 Si usted está pensando en usar la terapia del masaje

 

  • No usar la terapia de masaje para reemplazar a su atención médica regular o como una razón para posponer ver a un médico acerca de un problema médico.
  • Si usted tiene una condición médica y no está seguro si la terapia de masaje sería apropiado para usted, discuta sus inquietudes con su proveedor de atención médica. El médico también puede ser capaz de ayudarle a elegir un terapeuta de masaje. Usted también puede buscar artículos de investigación publicados sobre la terapia de masaje para su situación.
  • Antes de decidirse a iniciar la terapia de masaje, pregunte acerca de la formación del terapeuta, la experiencia y credenciales. También pregunte por el número de tratamientos que podrían ser necesarios, el costo y la cobertura del seguro.
  • Si un terapeuta de masaje sugiere el uso de otras prácticas de medicina complementaria y alternativa (por ejemplo, hierbas u otros suplementos, o una dieta especial), hable primero con su proveedor de atención médica.
  • Informe a todos sus proveedores de atención médica acerca de cualquier práctica complementaria y alternativa que usted utilice. Así les da una imagen completa de lo que hace para controlar su salud. Esto asegurará una atención coordinada y segura.

NCCAM-financiado la investigación sobre la terapia del masaje

Recientes estudios patrocinados por el NCCAM han investigado:

  • Los efectos del masaje sobre el dolor crónico de cuello y dolor de espalda lumbar.
  • Masaje para tratar el trastorno de ansiedad, aliviar la depresión en pacientes con SIDA, y promover la recuperación de las mujeres que fueron víctimas de abuso sexual en la infancia.
  • Masaje para aliviar la fatiga en pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia, reduce el tratamiento relacionado con hinchazón de los brazos en pacientes con cáncer de mama, y ​​aliviar el dolor y la angustia en los pacientes con cáncer al final de la vida
  • Si el masaje mejora la ganancia de peso y la función del sistema inmunológico en los bebés prematuros.
  • Si el masaje dado en la casa de un familiar capacitado ayuda a reducir el dolor de la anemia de células falciformes.

 

Beneficios del Masaje en el Dolor de Cuello crónico

Un estudio comprueba los beneficios del masaje terapéutico en el dolor de cuello crónico
El dolor de cuello es un problema de salud común en los Estados Unidos.

Las personas que sufren de dolor de cuello a menudo recurren a la medicina complementaria y alternativa (TAC). Aunque el masaje terapéutico es una de las terapias de TAC más populares para el dolor de cuello, poco se sabe acerca de su efectividad para esta condición.
En un estudio financiado por el NCCAM, que se llevó a cabo en el Centro de Salud de grupo en Seattle, 64 adultos con dolor de cuello persistente durante al menos 12 semanas, fueron asignados aleatoriamente para recibir masaje o un libro de auto-cuidado.

El grupo de masaje hacía hasta 10 tratamientos durante un período de 10 semanas, a cargo de profesionales con licencia que utilizan una variedad de técnicas comunes de masaje sueco, quiromasaje, masoterapia y  también las habituales sugerencias de auto-cuidado.
Después de las semanas 4, 10 y 26, los investigadores entrevistaron a los participantes para evaluar la función (Índice de Discapacidad del Cuello),  los síntomas, y otras medidas.
Después de 10 semanas, se comprobó que el grupo de masaje tenía unos índices de evolución, muy superiores al del grupo que recibió solamente los consejos de autocuidado y el libro informativo de auto-cuidado; Teniendo una mejoría clínicamente significativa en la función y los síntomas.
A las 26 semanas, los miembros del grupo de masaje, tendían a reportar una notable mejoría de la función, pero no tanto en los síntomas específicos.
Por tanto en los aspectos de la función y los síntomas, las diferencias medias entre los dos grupos eran más fuertes a las 4 semanas y no eran tan evidentes a las 26 semanas.
En todos los puntos de seguimiento, la evolución del grupo de masaje era más evidente que la del grupo de auto-cuidado para informar las calificaciones globales de mejoría de  “mejor” o “mucho mejor”.
A las 26 semanas, el uso de medicamentos ha aumentado un 14 por ciento en el grupo que solo recibió auto-cuidados, pero no había aumentado para el grupo de masaje. No se observaron episodios adversos serios reportados, en el grupo de masaje.
Los investigadores concluyeron que el masaje terapéutico es seguro y puede tener beneficios para tratar el dolor crónico de cuello, por lo menos en el corto plazo.

Se recomiendan estudios para determinar la duración para el tratamiento óptimo con masajes; Así como estudios más completos para el seguimiento de pacientes durante al menos 1 año.

De referencia

  • Sherman KJ, Cherkin DC, Hawkes RJ, et al. estudio clínico aleatorizado de masaje terapéutico para el dolor crónico de cuello. Clinical Journal of Pain. 2009; 25 (3) :233-238.

Recursos adicionales

  • NCCAM dispone de información sobre la terapia de masaje.
  • La Biblioteca Nacional de Medicina MedlinePlus Web dispone de información sobre el dolor de cuello.

ESTUDIO SOBRE LA ACCIÓN DEL QUIROMASAJE: SUS EFECTOS HORMONAL E INMUNOLÓGICO.

Un estudio examina los efectos de la terapia del masaje sueco (Quiromasaje) en la función hormonal, e  inmunológica.

El masaje es utilizado por muchos motivos de salud, pero poco se sabe acerca de cómo funciona el masaje a nivel biológico, fisiológico, metabólico, energético…etc., cuestiones que exigen investigación y estudios funcionales.
 

Un estudio recientemente publicado en la Revista de Medicina Alternativa y Complementaria examina los efectos de una sesión de terapia, de masaje sueco (Quiromasaje) en forma de masaje con movimientos largos, amasamientos, movimientos profundos y circulares, y de vibración; Estudiando su acción en la respuesta hormonal del cuerpo y la función inmune.

Financiado en parte por el NCCAM, los investigadores del Cedars-Sinai Medical Center y la Escuela David Geffen de Medicina en la Universidad de California, Los Ángeles, asignó al azar a 53 adultos sanos para recibir indistintamente una sesión de masaje sueco (Quiromasaje)  o una sesión terapéutica suave llamada “toque de luz” (en el que el terapeuta utiliza sólo un ligero toque con el dorso de la mano).

Las dos intervenciones duraron 45 minutos y fueron realizadas por un terapeuta de masaje con licencia profesional.

Las muestras de sangre tomadas antes y después de las sesiones se utilizaron para determinar los niveles en sangre de ciertas hormonas y de los linfocitos circulantes (glóbulos blancos).

RESULTADOS:

Los investigadores encontraron que en los participantes que recibieron masaje sueco ó quiromasaje, había una disminución significativa de la hormona arginina-vasopresina (que desempeña un papel en la regulación de la presión arterial y la retención de agua) en comparación con aquellos que fueron tratados con el “toque de luz”.

No hubo diferencias significativas entre los dos grupos, para la hormona del estrés cortisol o en los linfocitos circulantes. Disminuciones significativas en las proteínas llamadas citoquinas (interleucina 4 e interleucina-10), en ambos grupos, pero no en el caso de las otras interleucinas: (interleucina 1 beta, la interleucina 2, interleucina 5, y el factor de necrosis tumoral alfa), que se observó en el grupo de masaje y no se apreció modificación en el grupo de tacto suave.

Estos datos preliminares llevaron a los investigadores a concluir que una sola sesión de masaje sueco o quiromasaje, produce efectos biológicos medibles y pueden tener un efecto sobre el sistema inmunológico. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar los mecanismos y las vías específicas de estos cambios.

Referencias

Rapaport MH, Schettler P, Bresee C. Un estudio preliminar de los efectos de una sola sesión de masaje sueco en el hipotálamo-hipófisis-suprarrenal y la función inmune en individuos normales. El Diario de la Medicina Alternativa y Complementaria. 2010, 16 (10):1-10.