QUERIDA FIEBRE

Para incubar los huevos, el cerebro de la gallina

eleva la temperatura corporal a 42 grados.
Durante los cinco primeros días,
la gallina no se levanta del nido,se está quieta,
dejando de comer y beber.

Mamíferos y aves, somos capaces de mantener una temperatura estable(entre 35,8º y 37,3º) independientemente de la temperatura del ambiente.

Cuando hace calor, el cerebro pone en marcha mecanismos de pérdida de calor:

Vasodilatación (rubor), aumento de la sudoración y disminución de la actividad cardiaca.
Cuando hace frío pone en marcha mecanismos para reducir la perdida de calor y aumentar su producción: vasoconstricción (palidez), disminución del sudor, encogimiento, contracciones y relajaciones musculares rápidas (temblores, castañeteo de dientes, escalofríos), aceleración cardiaca y respiratoria.

A veces nuestro cuerpo necesita aumentar su temperatura corporal unos cuantos grados con el fin de impedir la invasión de algún microbio, reaccionar contra una vacuna, expulsar sustancias contaminantes, reducir el exceso de sustancia tóxicas acumuladas en el interior, adaptarse a los cambios climatológicos, favorecer el crecimiento, reparar alguna avería,…
Bajo control cerebral, pone en marcha mecanismos para aumentar la producción de calor y disminuir su perdida.
Además concentra todas las energías en procesos defensivos o curativos, dejando las otras actividades menos urgentes paralizadas: inapetencia, incapacidad de digerir, intestino inmóvil, debilidad muscular, extremidades frías… El cuerpo se alimenta de las reservas, que le supone menos gasto energético que digerir alimentos externos.

La fiebre no es algo peligroso. La fiebre forma parte de nuestro mecanismo de defensa inmunológica; La desencadena el cuerpo para defenderse de algún peligro. Lo peligroso es bajar la fiebre, incluso con agua, impidiendo que el cuerpo se defienda.
En 1981, miles de españoles tomaron una sustancia toxica a través de la comida. Sus cuerpos respondieron con una “Neumonía Tóxica”. La fiebre y la inflamación eran la defensa, el veneno introducido, era el enemigo a combatir. Algunos murieron. ¿Cuál fue la causa? ¿La fiebre? ¿O el tóxico ingerido junto con los antitérmicos y demás medicamentos (tóxicos también) tomados para aliviar malestares?
La fiebre es un mecanismo de lucha contra una enfermedad. Fiebres muy elevadas pueden ser respuesta a enfermedades leves. Y pequeñas fiebres pueden ser respuesta a enfermedades graves. Lo que nos tiene que preocupar es contra qué va dirigida la fiebre, fijándonos en otras manifestaciones: inconsciencia, vómitos violentos, fuerte rigidez de nuca, etc. (síntomas de meningitis).

Las convulsiones febriles en menores de 5 años, más que a temperaturas elevadas son debidas a elevaciones bruscas. Bajar la fiebre podría favorecer posteriores elevaciones bruscas. Estas convulsiones febriles no dejan lesiones cerebrales irreversibles. El aporte de vitamina E, presente en los aceites vegetales no refinados, reducen estas convulsiones. Por otro lado personas con lesiones cerebrales, han mejorado tras tener convulsiones. Y niños autistas mejoran durante fiebres superiores a 38º.
Lleva al cuerpo al taller de reparaciones, dándole el máximo de reposo: la horizontal, la oscuridad y el silencio. No ingerir más que agua o jugos de frutas.

Refrescar la cabeza y calentar los pies. Mantener la cabeza mojada, hace que el calor no afecte al cerebro, no haya pesadillas, te tranquilices y duermas. Cuando la temperatura elevada es causada por insolación o golpe de calor, si que es importante bajar la temperatura poco a poco, acomodando a la persona en un lugar fresco y ventilado, exponiendo su piel al aire y mojándola con agua templada. Si te decides por un fármaco (mejor evitarlo), evita el Ácido Acetil Salicílico en menores de 18 años, que puede causar lesiones cerebrales graves. Elegir el paracetamol, 10 mg por Kg, cada 8 horas.

PARA SABER MÁS:
.- Fiebrefobia. www.medwave.cl/atencion/infantil/SBAextension2006/6/1.act.- Autismo y fiebre: http://pediatrics.aappublications.org/cgi/content/full/120/6/e1386

José Luis Rodero Jurado
NATURÓPATA.
Homeopatía. Masaje.
Acupuntura.  Nutrición.
c/ Abades, 16, bajo B.
41001-Sevilla
Telf. 954.43.71.27—650.34.58.57
e-mail: saludvital@saludvital.net