¿Quién dijo que las Bananas no son Buenas para Usted?

Conteniendo tres azúcares naturales – sacarosa, fructosa y glucosa combinadas con fibra – una banana da un sostenido y sustancial instante de energía.

La investigación ha demostrado que tan sólo dos bananas le proporcionan suficiente energía para realizar una extenuante rutina de ejercicios de 90 minutos. No es de extrañar que la banana sea la fruta número uno para los atletas más importantes del mundo.

Pero la energía no es la única manera en la que puede una banana ayudar a mantenerse en forma. También puede ayudar a superar o prevenir un número sustancial de enfermedades y condiciones, convirtiéndola en una necesidad el agregarla a nuestra dieta diaria.

Unas pocas personas tienen un pequeño problema digiriendo las bananas, la simple respuesta, aunque suene extraña, es espolvorear un poco de pimienta en la banana antes de comerla. Esto hace maravillas.

Anemia: con alto contenido de hierro las bananas pueden estimular la producción de hemoglobina en la sangre y ayuda en casos de anemia

Presión arterial: Esta fruta tropical única es extremadamente alta en potasio y baja en sal, haciéndola ideal para combatir la presión arterial. Tanto es así, que la FAD estadounidense acaba de permitirle a la industria bananera hacer la aseveración sobre la capacidad de la fruta para reducir el riesgo de presión arterial y derrame cerebral.

Capacidad cerebral: 200 estudiantes de la escuela de Twickenham (Middlesex) recibieron ayuda de la escuela para sus exámenes este año comiendo bananas en el desayuno, el receso y el almuerzo en un intento por aumentar su capacidad cerebral. La investigación ha demostrado que esta fruta cargada de potasio puede ayudar al aprendizaje, dándoles mayor capacidad de alerta.
Estreñimiento: Con un alto contenido en fibra, incluyendo bananas en la dieta puede ayudar a restaurar la acción normal del intestino, ayudando a superar el problema sin recurrir a laxantes.
Depresión: Según una encuesta reciente realizada por MIND (Educación Alternativa de Secundaria) entre personas que sufren de depresión, muchos se sentían mucho mejor después de comer una banana. Esto es porque las bananas contienen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina, conocida por proporcionar relajación, mejorar el estado de ánimo y, en general hacen que la persona se sienta más feliz.
Resacas: Una de las maneras más rápidas de curar una resaca es hacer un batido de bananas, endulzado con miel. La banana calma el estómago y, con la ayuda de la miel reconstituye los niveles de azúcar en la sangre, mientras que la leche calma y rehidrata su sistema.
Acidez estomacal: Las bananas tienen un efecto antiácido natural en el cuerpo, así que si usted sufre de acidez, come una banana para obtener un alivio calmante.
Náuseas matutinas: Un refrigerio de bananas entre comidas ayuda a mantener los niveles de azúcar y evitar estas náuseas.
Picaduras de mosquitos: Antes de llegar a la crema contra picaduras de mosquito, pruebe frotar el área afectada con el interior de una cáscara de banana. Para muchas personas es sorprendentemente exitoso reduciendo la hinchazón y la irritación.

Nervios: Las bananas son ricas en vitaminas del complejo B que ayudan a calmar el sistema nervioso.
Sobrepeso y en el trabajo: Estudios en el Instituto de Psicología en Austria encontraron que la presión en el trabajo conduce a hartarse de comida de consuelo como el chocolate y las papas fritas. Observando a 5000 pacientes hospitalarios, los investigadores encontraron que los más obesos eran más propensos a estar en puestos de trabajo de alta presión. El informe concluyó que, para evitar el pánico inducido por los antojos de alimentos, necesitamos controlar nuestros niveles de azúcar en la sangre comiendo alimentos con alto contenido de carbohidratos cada dos horas para mantener constantes los niveles.
SPM (Síndrome Pre-Menstrual): Olvídese de las píldoras, coma un banana. La vitamina B6 que contiene regula los niveles de glucosa en la sangre, que pueden afectar su estado de ánimo.
Trastorno afectivo estacional (SAD): Las bananas pueden ayudar a enfermos Trastorno afectivo estacional (SAD), ya que contienen triptófano, que es un mejorador natural del humor.

Fumar: Las bananas también pueden ayudar a la gente que está tratando de dejar de fumar. Las vitaminas B6 y B12 que contiene, así como el potasio y el magnesio encontrado en ellos, ayudan al cuerpo a recuperarse de los efectos de la abstinencia de la nicotina.

Estrés: El potasio es un mineral vital que ayuda a normalizar los latidos del corazón, envía oxígeno al cerebro y regula el equilibrio hídrico del cuerpo. Cuando estamos estresados, nuestro ritmo metabólico aumenta, reduciendo así nuestros niveles de potasio. Estos pueden ser regulados con la ayuda de un bocado de banana de alto contenido de potasio.

Accidentes Cerebro-Vasculares: De acuerdo a la investigación en el “Diario de Medicina de Nueva Inglaterra,” comer bananas como parte de una dieta regular puede cortar el riesgo de muerte por accidentes cerebro-vasculares hasta en un 40%!

Control de Temperatura: Muchas culturas ven a la banana como una fruta refrescante que puede bajar la temperatura física y emocional de las mujeres embarazadas. En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas comen bananas para asegurarse que sus bebés nazcan con una temperatura fresca.
Úlceras: La banana es usada como alimento dietético contra desórdenes intestinales por su blanda y suave textura. Es la única fruta cruda que puede ser ingerida sin angustia en casos crónicos. También neutraliza el exceso de acidez y reduce la irritación al cubrir la mucosa del estómago.
Verrugas: Los seguidores de las alternativas naturales juran que si quieren erradicar una verruga, tome un pedazo de cáscara de banana y colóquelo sobre la verruga, con la parte amarilla hacia fuera. Con cuidado, mantener la piel en su lugar con un emplasto o cinta quirúrgica.

Una banana es realmente un remedio natural para muchos males.

Artículo extraído: http://buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/beneficios-de-las-bananas-o-platanos-1333.html